30 de agosto de 2006

Gripe.- La FAO edita un manual contra la gripe aviar en Iberoamérica, y alerta del mayor riesgo para los más pobres

America es el mayor productor de y en países como Perú el 705 de la proteína animal consumida es de aves

ROMA, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha editado un manual para concienciar a los pequeños productores avícolas iberoamericanos y del Caribe de la necesidad de prevenir la gripe aviar, alertando de que, en caso de que surgieran focos en la región, las capas más desfavorecidas serían los que estarían en mayor riesgo.

El manual, con el título 'Guía para la prevención y el control de la gripe aviar en la avicultura de pequeña escala en América Latina y el Caribe', insiste en las medidas necesarias para mantener la bioseguridad en las explotaciones y la forma de evitar el contacto entre aves domésticas y aves silvestres potencialmente infectadas.

"La información está específicamente dirigida a atender las necesidades de las unidades de producción avícola de traspatio y de pequeña escala. Por este motivo, la guía hace énfasis en medidas simples y de bajo costo para la prevención y el control de la enfermedad", aseguró el jefe de los Servicios Veterinarios de la FAO, Joseph Domenech.

"Es muy importante que los avicultores conozcan las características de la enfermedad, con el fin que puedan reconocerla en caso de aparición de un brote y notificarlo de inmediato a las autoridades. La prevención es el arma más eficaz para evitar daños mayores y conseguir mantener América Latina libre de esta enfermedad mortal", añadió.

Se pretende que el manual tenga una amplia difusión, por lo que también se encuentra disponible en Internet. En un primer momento se distribuirá al personal de los servicios veterinarios locales y a los técnicos pecuarios que atienden a los pequeños productores de los pueblos y comunidades de la región.

La guía es una adaptación de una publicación ya existente destinada a los campesinos del sudeste asiático, región en donde el mortífero virus H5N1 apareció a gran escala en 2003-2004 y desde donde se ha propagado hacia Europa, Oriente Próximo y África.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

La FAO considera que si la gripe aviar se hace presente en América Latina y el Caribe quedaría comprometida la seguridad alimentaria de los grupos más vulnerables de la región. En países como Perú, más del 70% de la proteína animal que se consume proviene del sector avícola.

La epidemia tendría además un fuerte impacto en este importante subsector agropecuario. El continente americano es el primer productor mundial de aves de corral (4.850 millones de aves de corral, con Brasil a la cabeza. La industria avícola, que se encuentra en expansión en el continente, se ha convertido en una importante fuente de ingresos y empleo y está contribuyendo al desarrollo rural y periurbano.

Los sistemas sanitarios de los países más pequeños y con menores recursos tendrían además severas dificultades para hacer frente al control de la enfermedad.

AVES MIGRATORIAS y CONTRABANDO

"Las aves silvestres, particularmente las acuáticas, que siguen la ruta de migración desde Siberia oriental a Alaska o las rutas desde Islandia vía Groenlandia hacia el norte de Canadá podrían conducir a la introducción del virus en el continente americano", explicó por su parte el experto en sanidad animal de la FAO Juan Lubroth.

"Una vez en las áreas árticas de las Américas, el H5N1 sería capaz de seguir las rutas migratorias de norte a sur, extendiéndose desde el Ártico a Tierra del Fuego", añadió.

El contrabando y el comercio informal de aves domésticas dentro de un país y entre los países de la región, así como las populares peleas de gallos, pueden contribuir igualmente a la dispersión o extensión de la gripe aviar.

Si bien la cepa H5N1 no se ha detectado todavía en el continente americano, en años recientes otros subtipos de virus de la gripe aviar (H5N2, H7N3) han causado brotes de esta enfermedad en países como Canadá, Chile, Estados Unidos y México, que fueron controlados y erradicados con éxito.

Para hacer frente a esta amenaza, la FAO aprobó recientemente cuatro proyectos regionales para la región del Cono Sur, la región andina, Centroamérica y el Caribe en el marco del Programa de Cooperación Técnica con el fin de fortalecer la prevención y respuesta ante un eventual brote de gripe aviar en América Latina y el Caribe.

El objetivo principal de los proyectos es el refuerzo de la capacidad de los países beneficiarios para generar y compartir información sobre la gripe aviar, con el fin de establecer planes de alerta precoz y reacción temprana ante una eventual introducción de esta amenaza en el país, y mejorar el entendimiento del riesgo real de las aves migratorias y del comercio de aves silvestres.

Para ello, entre otras medidas, se fortalecerá la vigilancia epidemiológica y los laboratorios de diagnóstico, junto a la cooperación con redes de información ya existentes como el Sistema de Alerta Temprana para las Enfermedades Tranfronterizas de los Animales (GLEWS) y la Red OIE/FAO Mundial sobre Influenza (OFFLU).