8 de junio de 2012

Guatemala.- Campesinos acusan al Gobierno de fomentar la desnutrición mediante la producción de biocombustibles

Guatemala.- Campesinos acusan al Gobierno de fomentar la desnutrición mediante la producción de biocombustibles
EP/INTERMÓN OXFAM

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Unidad Campesina (CUC) de Guatemala han responsabilizado al Estado de su país de priorizar en la producción de biocombustibles y en la exportación de alimentos a costa de la nutrición de cientos de familias que han sido desalojadas a la fuerza de sus tierras, despojándoles de esta manera de su único medio de sustento.

Dos representantes del CUC visitarán la próxima semana España para para denunciar la violación de sus derechos y la expulsión de las tierras que habitaban, caso que también llevarán al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, ha informado Intermón Oxfam en un comunicado.

"La expansión de monocultivos para la exportación y para la producción de biocombustibles está violando los Derechos Humanos, empobreciendo a los agricultores y a la población rural que cada vez puede producir menos alimentos y deja a las poblaciones desprotegidas sin recursos ni casas donde vivir", ha explicado Daniel Pascual, coordinador general del CUC.

Según el comité, unas 800 familias de 14 comunidades del Valle de Polochic son víctimas de las constantes violaciones de sus derechos, a pesar de estar protegidos por las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el ámbito de la seguridad, la vivienda, la salud y la seguridad alimentaria.

La CIDH exigió al Gobierno de Guatemala la protección de estas comunidades después de que hace un año fueran violentamente desalojadas de las tierras que habitaban por las fuerzas de seguridad del Estado. El CUC asegura que las autoridades no han emprendido acciones para garantizar el cumplimiento de estas medidas.

Pascual ha indicado que "la única solución al problema" pasa por la aprobación de una Ley de Desarrollo Rural Integral, la cual podría permitir "el acceso a la tierra de los pequeños campesinos" y garantizaría sus "derechos sobre las tierras, especialmente a las mujeres que son responsables de gran parte de la producción agrícola, pero sólo el 6,6 por ciento tienen titularidad" de los terrenos.

Lourdes Benavides, portavoz de la campaña Crece de Intermón Oxfam en España, considera que el caso del Valle de Polochic "ejemplifica todo lo malo de una política agraria equivocada y de un sistema alimentario roto, que potencia y protege la creación de grandes latifundios de monocultivos y desplaza a los pequeños agricultores que son los que producen los granos básicos para la alimentación de la población".

Guatemala pasó de ser un "país autosuficiente en términos alimentarios", a depender de las importaciones de alimentos, con una desnutrición crónica infantil del 49 por ciento, cifra que se eleva hasta el 70 por ciento en zonas rurales, ha destacado Benavides.

Intermón Oxfam exhorta al Gobierno español a contribuir a mejorar las normas internacionales que regulan la tenencia de tierras, apoyando la implementación de las Directrices Voluntarias sobre gobernanza de la tierra de las Naciones Unidas; y que proponga integrar criterios ambientales y sociales en los mecanismos de financiación de inversiones exteriores en agricultura.

"La crisis económica y financiera no puede ser excusa para permitir el deterioro de los derechos fundamentales y la dignidad de todas las personas, ni servir para justificar la inacción", ha puntializado Benavides.