7 de julio de 2006

Guatemala.- Cientos de personas evacuadas en Guatemala debido a las inundaciones por las fuertes lluvias

GUATEMALA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas fueron evacuadas hoy en Guatemala debido a las inundaciones que han provocado las lluvias y las fuertes marejadas en el Atlántico, que ocasionaron graves daños materiales en varias comunidades del sur y el norte del país.

Los departamentos de Izabal, Alta Verapaz, Quiché y Escuintla se encuentran en estado de alerta 'naranja' y cientos de familias han sido desplazadas a lugares más seguros, ya que se prevé que el temporal continúe mañana, sábado.

En las costas de la bahía de Amatique y el Lago de Izabal se reportaron daños por el oleaje, que impidió el normal caudal del río Dulce, destruyendo embarcaderos e inundando zonas bajas, según informa la agencia 'Prensa Latina'.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, el fenómeno tiene su origen en el Mar Caribe y para las próximas 48 horas se esperan olas de hasta tres metros en las costas de Belice y Guatemala.

En Alta Verapaz, las lluvias causaron el desbordamiento del río Chijú y dejaron aisladas a cinco comunidades donde viven más de 70 familias, algunas de las cuales fueron trasladadas hacia albergues temporales.

La Coordinadora Nacional para Reducción de Desastres (CONRED) continúa el monitoreo en el territorio de Quiché, donde las vías fluviales están a punto de rebasar su cauce. También recorrió el sureño departamento de Escuintla, donde constató inundaciones en poblados y extensas zonas de cultivos, lo que ha provocado la pérdida de cosechas de maíz, plátano y ajonjolí.

La evaluación incluyó también la actividad del Volcán de Fuego, ubicado entre los departamentos de Escuintla, Sacatepequez y Chimaltenango. Edgar Gomar, de la CONRED, señaló que aún y cuando las erupciones del volcán disminuyeron en los últimos días, hay unos 39 poblados en riesgo por la acumulación de material volcánico, el cual puede crear problemas al aumentar las lluvias.