28 de febrero de 2007

Guatemala.- El FBI colabora en la investigación del asesinato de los tres diputados salvadoreños en Guatemala

Las autoridades creen que el crimen de cuatro policías sospechosos en una cárcel fue para "callarles la boca" sobre lo ocurrido

CIUDAD DE GUATEMALA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Gobernación de Guatemala, Carlos Vielmann, confirmó que dos miembros de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ya se encuentran en el país colaborando en la investigación sobre el asesinato de los tres diputados salvadoreños y su chófer el pasado día 19.

De hecho, las autoridades guatemaltecas esperan que en los próximos días la agencia de investigación estadounidense designe más personal para apoyar, técnicamente, el caso, según informa el diario salvadoreño 'La Prensa Gráfica'.

Por su parte, el fiscal general de Guatemala, Juan Luis Florido, explicó que esperan todo el "apoyo tecnológico" que el FBI pueda brindar para "profundizar en las investigaciones" y puedan determinarse "aspectos y circunstancias que localmente" las autoridades de este país no puedan determinar. Asimismo, informó que han abierto "varias" líneas de investigación sobre el caso.

El fiscal Álvaro Matus señaló, por otra parte, que está pendiente el análisis de unas muestras de tierra encontradas bajo el vehículo en el que los diputados fueron tiroteados, así como análisis de las llamadas telefónicas que hicieron los diputados, pertenecientes al partido ARENA. No obstante, aclaró que esta última información debe ser proporcionada por las autoridades de El Salvador.

En este sentido, René Figueroa, ministro salvadoreño de Seguridad, indicó que están analizando esa información, pero que aún no tienen los resultados definitivos. "Se están analizando unas bitácoras y estamos verificando", dijo.

DOS INVESTIGACIONES

El fiscal general guatemalteco aclaró que el asesinato de los diputados y la posterior ejecución de los policías son dos investigaciones diferentes. En el primer caso todavía no se conoce el móvil del crimen, pero en el segundo, Florido aseguró que los procesados podrían haber sido asesinados por pandillas o por un comando vinculado en el crimen organizado.

A este respecto, Félix Safie, fiscal general de El Salvador, consideró que el crimen en la prisión guatemalteca fue para "callarles la boca a los autores materiales", unos asesinatos que, según Matus, suponen un revés para las investigaciones, y no descartó que fueran cometidos por la misma estructura de crimen organizado que acabó con la vida de los diputados.

Los gabinetes de seguridad de los dos países se reunieron ayer en Guatemala para analizar el avance de las investigaciones, tanto el crimen de los diputados como el de los policías sospechosos del homicidio.

El ministro de Seguridad de El Salvador, René Figueroa, exigió ayer en la capital guatemalteca las capturas de los policías prófugos para que el caso no quede en la impunidad.

De hecho, el diputado Roberto d'Aubuisson, hermano de uno de los legisladores asesinados, también volvió a pedir justicia a las autoridades guatemaltecas, que aún no han establecido el móvil de los homicidios.