15 de junio de 2011

El Gobierno prorroga un mes el estado de sitio en Petén

CIUDAD DE GUATEMALA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ha ordenado prorrogar un mes el estado de sitio en el departamento de Petén (norte), declarado para combatir a las organizaciones criminales mexicanas, según ha informado el ministro de Gobernación, Carlos Menocal.

La medida permitirá continuar con los registros en viviendas y detenciones sin orden judicial, con la prohibición de llevar armas y con las restricciones a la libertad de movimiento de la población en pro de la seguridad. "Todavía hay acciones por trabajar", ha argumentado Menocal.

Como muestra de la eficacia de esta iniciativa, el ministro ha hecho balance del primer mes de esta declaratoria, en el que "se ha logrado reducir en un 50 por ciento la incidencia criminal, especialmente, los delitos contra la vida y el patrimonio". No obstante, se espera que en los próximos días el Gobierno ofrezca un análisis en profundidad.

Esta dilación de los plazos es contraria a la opinión manifestada hace apenas unos días por el ministro de Defensa, Juan José Ruiz, quien ha advertido de los riesgos que entraña la implantación de la cultura de denuncia ciudadana, algo que estaría sucediendo en Petén.

Por su parte, el propio Colom ha reconocido que cada día del estado de sitio cuesta 1,5 millones de quetzales (133.296 euros) debido al importante despliegue de efectivos de seguridad y funcionarios de justicia que conlleva, según recoge el diario 'Prensa Libre'.

El mandatario realizó esta declaratoria el pasado 16 de mayo, después del hallazgo de una fosa con los cadáveres decapitados de 27 campesinos, un crimen que ha sido atribuido al cártel mexicano de Los Zetas. Desde entonces han sido detenidos 16 miembros de esta organización, entre ellos el presunto autor intelectual de la matanza.

A principios de año también fue necesario declarar el estado de sitio en el departamento de Alta Verapaz (norte), debido a la importante presencia de este cártel, que se ha desplazado hacia los países centroamericanos como consecuencia de la presión policial y militar a la que está sometido en México.