22 de noviembre de 2007

Guatemala.- ONG y grupos contra la violencia de género denuncian la muerte de más de 300 mujeres en Guatemala en 2007

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos 306 mujeres fueron asesinadas en Guatemala en el primer semestre de 2007 y más de 3.500 lo han sido en los últimos cinco años. Así lo denunciaron hoy las principales ONG, plataformas y asociaciones contra la violencia de género en el inicio de la campaña 'Feminicidio en Guatemala: manifestación extrema de la violencia de género', que durante todo un año llevará a cabo distintas acciones conjuntas por las ciudades del mundo que registran los índices más altos de este tipo de violencia.

Según la Coordinadora 25, plataforma compuesta por 20 asociaciones, Guatemala es el ejemplo más ilustrativo de la violencia de género. Por ello, el objetivo de esta campaña es "denunciar el elevado índice de violencia que vivimos las mujeres a diario en el ámbito público y privado, ante la falta de voluntad del Estado y Gobierno de Guatemala para prevenir, sancionar y erradicar este flagelo", declaró hoy la representante de Derechos Humanos (DDHH) Hispano Guatemalteca, Mercedes Hernández, durante la presentación de la citada campaña que tuvo lugar hoy en Casa América.

Las asociaciones exigen un marco jurídico, legal y efectivo apoyado por la comunidad internacional y que se acoja a la realidad y necesidades de la población. De los más de 3.500 casos de violencia sólo 13 han sido condenados, porque "en Guatemala, existen varias leyes que protegen a las mujeres de la violencia, y aunque el Estado ha suscrito Convenciones y Tratados Internacionales, persiste la falta de voluntad en el reconocimiento y apuesta por los Derechos Humanos de las mujeres", añadió Hernández.

Los participantes en la campaña defienden que las medidas actuales son insuficientes porque no son efectivas ante la magnitud del problema, ya que según datos del Ministerio Público y del Organismo Judicial de Guatemala entre el año 2000 y 2007 se registraron 139.682 denuncias de violencia intrafamiliar, 6.025 denuncias de violaciones sexuales y 3.281 muertes violentas de mujeres, de las que únicamente un 2 por ciento han sido resueltas. "Nosotros trabajamos porque tenemos presión internacional" le dijeron las autoridades a una de las afectadas.

Las asociaciones se centran en que la violencia de género es un problema político, por ello "se deben hacer políticas para erradicarlo", afirmó la doctora en Género y Políticas de Igualdad de la Universidad de La Coruña, Rosa Cobo. Además, señaló que esta violencia tiene una significación cuantitativa, en las cifras, y cualitativa, "porque antes eran agresiones individuales, ahora la violencia se extiende del entorno familiar a colectivos de varones".

"El fenómeno de las mil caras", como calificó Rosa a la violencia de género, "es un hecho global que traspasa etnias, culturas y fronteras que también ocurre en las ciudades del primer mundo". Por otra parte advirtió de que "parece que la libertad que ganamos afecta negativamente a este sector, porque se aumenta la libertad pero no se permite perder la hegemonía de la colectividad o el poder sobre la mujer", a pesar de que consideró que en el momento actual existe una universalización de los Derechos Humanos que, precisamente, se contrapone con el progresivo aumento de la violencia de género.

A su vez, la Plataforma de Mujeres Artistas, integrada en este proyecto y encabezada por la cantante Cristina del Valle, manifestó la necesidad de ejercer una rotunda presión política por parte de los Gobiernos de todo el mundo y una "visualización del problema con ayuda de los medios de comunicación", para ejercer como ciudadanos el derecho de exigir justicia.

También esta plataforma se encargó de componer la canción 'Rescatar una ciudad' que abandera la campaña bajo el lema 'Somos una y cada una todas las demás'.

Como parte de las acciones de la campaña, el próximo 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, se leerá en Guatemala un comunicado para denunciar la situación. Además, en diciembre realizarán un viaje a Israel para exigir también la liberación de mujeres palestinas y en 2008 continuarán realizando acciones para demandar el fin de la violencia de género en el país centroamericano.