7 de septiembre de 2015

Guatemala, el país del café gourmet, de la pobreza y de la violencia

CIUDAD DE GUATEMALA, 7 Sep. (Reuters/Notimérica) -

Este domingo Guatemala ha vivido unas elecciones inéditas en la historia del país, después de que Otto Pérez Molina renunciara a la presidencia y se sentase frente al juez. El humorista guatemalteco Jimmy Morales, abanderado del Partido Frente de Convergencia Nacional, ha logrado un "triunfo parcial" con cerca del 30 por ciento de los votos escrutados, aunque deberá acudir a una segunda vuelta.

Las elecciones y el caso de corrupción en el que presuntamente participó Pérez Molina acaparan las portadas, pero este país centroamericano es mucho más.

El país es tierra de ruinas prehispánicas, ciudades coloniales y playas de aguas cristalinas. Guatemala es el país más habitado de América Central con 16,2 millones de personas y el de mayor población indígena, con una proporción del 40 por ciento del total.

Su territorio alberga uno de los más imponentes sitios mayas, Tikal, y tiene varios volcanes activos como Santiaguito, Fuego y Pacaya.

Entre 1960 y 1996 Guatemala sufrió una cruenta Guerra Civil que dejó cerca de 250.000 muertos. Entre 1982 y 1983 se cometieron matanzas de pueblos indígenas enteros, sobre todo a manos del Ejército, que buscaba acabar con grupos insurgentes de izquierda, según documentos de una Comisión de la Verdad de Naciones Unidas.

También es una de las naciones con índices de pobreza y de homicidios más elevados en América Latina. Además de la crónica violencia de las pandillas juveniles conocidas como "maras", en los últimos años el país ha sido permeado por cárteles mexicanos del narcotráfico.

En cuanto a su economía, Guatemala es uno de los principales productores de café gourmet del mundo y un fuerte productor de azúcar.

En los últimos meses, el país ha sufrido una crisis política por escándalos de corrupción que llevaron a muchos funcionarios tras las rejas y obligaron al presidente Pérez Molina a renunciar y presentarse ante la justicia.