12 de agosto de 2007

Guatemala.- Rescatan a 46 niños de una casa cuna clandestina que iban a ser adoptados ilegalmente por parejas de EEUU

CIUDAD DE GUATEMALA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las Policía guatemalteca rescataron ayer a 46 niños que estaban alojados en una casa cuna clandestina, de la que probablemente saldrían dados en adopción de forma ilegal, según se informó hoy.

En un operativo conjunto que duró 14 horas, la Policía Nacional Civil (PNC), el ministerio Público (MP) y la Procuraduría General de la Nación (PGN) lograron rescatar en una vivienda de la ciudad de Antigua a los 46 menores que tenían edades comprendidas entre los tres días de vida y los dos años y que carecían de documentación judicial sobre adopción.

En la operación fueron detenidas dos abogadas que fueron puestas a disposición del Juzgado de Paz de Antigua. Se trata de Vilma Desiré Zamora de 34 años de edad y de Sandra Patricia Leonardo, de 42 años y copropietaria de la vivienda, según informa hoy el diario guatemalteco 'La Prensa Libre'.

"Tendremos que iniciar una investigación sobre cada uno de ellos (los bebés) para determinar si habían sido robados a los padres biológicos o si algunas madres habían sido obligadas a darlos en adopción", dijo el domingo a la AP el procurador general de la nación, Mario Gordillo.

Los menores ahora están bajo los cuidados de la Procuraduría General de la Nación, entidad que autoriza las adopciones en Guatemala, "hasta que se logre determinar la situación de cada uno", según indicó el portavoz de la Policía, Carlos Caljú.

La procuradora de la Niñez de Guatemala, Josefina Arellano, indicó que no tenían documentación completa de los niños y que la poca que existía eran escritos notariales y documentos incompletos, pero ningún caso había sido tramitada en el juzgado pertinente.

Por su parte, el comisario Luis Sul, detalló que la investigación comenzó hace un mes después de que ser registraran varias denuncias de los vecinos que observaron cómo cada día llegaban vehículos con extranjeros que recogían niños. La secretaría del Bienestar Social de la Presidencia confirmó que el hogar era clandestino y que carecía de autorización alguna.

Sin embargo, una de las trabajadoras de la casa cuna manifestó que todo era legal y que hoy mismo llegaría el director y propietario del centro procedente de Estados Unidos al que sólo identificó como Cliford. El ministerio Público está indagando además sobre la presunta vinculación de otros abogados en el asunto.

Sólo en 2006 desde Guatemala, un país de unos 12,5 millones de habitantes, se enviaron legalmente a 4.135 niños sólo a Estados Unidos. Uno de cada 100 niños nacido en el país centroamericano es dado en adopción a padres estadounidenses. Asimismo han aumentado las denuncias de robo de niños en regiones del interior del país y en algunas ocasiones se han producido linchamientos contra quienes estaban sospechosos de secuestrar menores para darlos en adopción.

Hasta el pasado mes de enero el congreso de Guatemala no había aprobado la adhesión del país al convenio de La Haya sobre el tema. Finalmente en enero de 2008 entrará en vigor y las normas de adopción serán más rigurosas, lo cual se espera que contribuya a frenar la salida masiva de niños del país.