9 de junio de 2006

Guatemala.- Las últimas lluvias causan derrumbe de viviendas y crecidas en diversos ríos por todo el país

GUATEMALA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las intensas lluvias caídas durante las últimas horas en Guatemala han ocasionado el derrumbe de varias viviendas en el país, además de poner en peligro a cientos de familias que habitan en zonas cercanas a ríos y tuvieron que abandonar sus hogares ante los peligrosos aumentos de caudal generados por las precipitaciones.

Por lo menos 34 casas resultaron afectadas en el sureño departamento de Escuintla, donde efectivos del Cuerpo Voluntario de Bomberos participan en tareas de rescate y traslado de las personas hacia lugares seguros, informó la agencia Prensa Latina. Una situación similar se dio en el municipio de Colomba (oeste), donde hay por lo menos cinco viviendas destruidas por las crecidas.

Cerca de allí, en Retalhuleu, sacerdotes mayas realizaron ceremonias hoy para invocar a las fuerzas de la naturaleza y pedirles protección para las poblaciones asentadas en los márgenes del río Salamá, el cual ha subido su cauce en unos seis metros.

En la capital del país algunos barrios de la periferia quedaron incomunicados temporalmente por derrumbes de tierras y se reiteraron las advertencias dirigidas a las familias que viven en zonas de riesgo, como laderas y barrancos, para que tomen precauciones.

Mientras, en el norte de Guatemala, varios ríos desbordados causaron inundaciones en zonas de cultivo y aún está por confirmar la noticia sobre la desaparición de una niña, la cual habría sido arrastrada por las aguas, según la citada agencia de noticias.

Todo el territorio guatemalteco continúa en estado de alerta naranja por las lluvias, que se incrementarán en los próximos días ante la influencia de un sistema de bajas presiones. El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Hidrología y Meteorología alertó que las precipitaciones serán intensas hasta el fin de semana en la meseta central, la cadena volcánica y el litoral del Océano Pacífico.

Esta es precisamente el área más dañada por la tormenta 'Stan' en octubre pasado y donde el riesgo aumenta por el retraso en los trabajos de reconstrucción y la saturación de agua en los suelos.

En un informe presentado ante el Congreso de la República, el Procurador de los Derechos Humanos Sergio Morales señaló que 95 por ciento de las obras de reconstrucción están sin ejecutar. "Una emergencia no se puede atender con la lentitud que ha mostrado el gobierno; una persona afectada tiene que resolver sus necesidades hoy y no ocho meses después de la tragedia", dijo Morales.