3 de marzo de 2007

Haití.- Continúa la búsqueda de 49 haitianos desaparecidos frente a las costas de República Dominicana

SANTO DOMINGO, 3 Mar. (EP/AP) -

La Guardia Costera estadounidense continuaba hoy la búsqueda de 49 indocumentados haitianos desaparecidos ante la costa norte de República Dominicana, después de que se declarara un incendio en su barco, informaron fuentes oficiales.

Al menos cinco personas murieron cuando el barco de manufactura casera con fibra de vidrio, que al parecer llevaba a los indocumentados desde el poblado haitiano de Cap-Haitien, en el norte del país, a las islas Turcos y Caicos, se incendió a unos 37 kilómetros al norte de República Dominicana. Las autoridades no saben cuándo ocurrió el incendio, sus causas o el momento en que se inició la travesía.

En un primer momento, el servicio de guardacostas informó erróneamente de que había encontrado a ocho pasajeros sin vida el pasado jueves, sin embargo, el error se debió a que un piloto contó dos veces los mismos cuerpos, según explicó el portavoz de los guardacostas, Barry Bena. Cinco cadáveres fueron encontrados por un barco de bandera liberiana el jueves, agregó Bena.

Un barco de la Guardia Costera, así como un avión y un helicóptero, realizan tareas de búsqueda, pero no han podido localizar a otros sobrevivientes o cadáveres en el área de 3.237 kilómetros cuadrados.

Del total de 54 pasajeros que se estima viajaban en el barco, sólo dos fueron rescatados en el Atlántico, la tarde del martes, por una pareja estadounidense que navegaba desde Panamá a Antigua.

"Vi algo extraño en el agua. Pensé que era una boya", dijo Jan Hein, profesora de párvulos de 53 años, oriunda de Gig Harbor, Washington. Ella y su esposo Bruce Smith llevaron su velero de 12 metros al lugar y vieron que la supuesta boya era un hombre y una mujer sujetos a un pedazo chamuscado de fibra de vidrio.

Hein y Smith rescataron a Djenson Loucien, de 27 años, y a una mujer de 23 identificada como Julie, limpiaron la sal de sus quemaduras y trataron de mantenerlos calientes, tras emitir una llamada de auxilio.

Los haitianos le dijeron a los Hein que habían estado sujetos a los restos de la nave durante varios días, después de que un tanque de combustible del barco explotara al ser llenado durante la noche.

La pareja estadounidense navegó durante cinco horas hasta la costa dominicana tras esperar en vano que llegara ayuda. El dueño de otro velero respondió a su solicitud al llegar a Montecristi y ayudó a los dos haitianos a llegar al hospital.