7 de septiembre de 2006

Haití.- La UE aportará 5,5 millones de euros para ampliar el programa laboral en Haití financiado por el BID

WASHINGTON, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea contribuirá con 5,5 millones de euros (unos 6,7 millones de dólares) para ampliar un programa de capacitación laboral en Haití financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según anunció el miércoles este organismo.

Los recursos de la UE, que serán administrados por el BID, ayudarán a mejorar los servicios de capacitación provistos por instituciones privadas y organizaciones no gubernamentales, así como para fortalecer el Instituto Nacional de Formación Profesional (INFP) del Ministerio de Educación de Haití.

El INFP está ejecutando un programa para formar a unos 30.000 jóvenes, destinando para ello 22 millones de dólares (casi 17,2 millones de euros). Los primeros 5.000 candidatos deberían estar inscriptos este mismo año, según comentó la jefa del equipo de proyecto del BID, Emma Naslund-Hadley.

Los recursos del organismo internacional se volcarán en instituciones públicas involucradas en el programa, mientras que la donación de la UE ayudará a mejorar las instalaciones, el equipamiento, la tecnología y los materiales didácticos utilizados por instituciones privadas y ONGs que brindan servicios de capacitación laboral.

Este programa está dirigido a jóvenes desempleados o subempleados de entre 15 y 24 años que carecen de educación formal, experiencia y destrezas laborales que les permitan conseguir trabajos mejor remunerados. Para ello se han desarrollado módulos de capacitación destinados a estudiantes analfabetos.

FORMACIÓN Y EMPLEO

Los beneficiados del programa, quienes obtendrán becas y seguro contra accidentes, recibirán formación en oficios para los que hay una fuerte demanda. Cuando hayan completado un mínimo de 300 horas de instrucción teórica y práctica, los jóvenes tendrán oportunidades en distintas empresas como pasantes.

Esta iniciativa tiene el objetivo de atraer a mujeres, quienes raramente acceden a oficios como albañilería, carpintería, plomería, electricista, mecánico, reparación de refrigeradores y aire acondicionado, metalmecánica y soldadura.

La demanda de mano de obra en Haití se deriva en parte de los programas apoyados por la comunidad internacional. La cartera de operaciones del BID, de más de 500 millones de dólares (390,4 millones de euros), está financiando proyectos que involucran la rehabilitación de caminos, puentes, puertos y aeropuertos; la construcción de escuelas, sistemas de agua potable, saneamiento y riego, e inversiones en agricultura y proyectos de desarrollo local.