28 de agosto de 2009

Hallan joven secuestrada hace 18 años en California

Por Alexandria Sage

SAN FRANCISCO (Reuters/EP) - Una niña de California que fue secuestrada a la edad de 11 años en 1991 fue encontrada viva, luego de pasar 18 años viviendo en cobertizos y carpas detrás de la casa de su supuesto secuestrador, un violador que engendró dos hijas con ella, dijo el jueves la policía.

Jaycee Dugard había estado desaparecida desde que fue secuestrada por dos personas a bordo de un sedán gris cerca de su hogar en South Lake Tahoe, al este de San Francisco, el 10 de junio de 1991, mientras ella caminaba a la parada de autobús.

Dugard, ahora con 29 años, fue hallada después de que el agente de libertad condicional de su supuesto secuestrador tuvo sospechas al conocerla, lo que llevó a un cateo de la casa cerca del pueblo de Antioch, a unos 160 kilómetros al suroeste desde donde fue secuestrada.

La policía dijo que encontró un "patio escondido dentro del patio trasero" de la casa de Phillip Craig Garrido, criminal sexual y violador convicto, donde Dugard y las dos niñas eran retenidas en una serie de cobertizos y tiendas.

"Ella estaba en buen estado de salud, pero vivió en un patio los últimos 18 años y eso tuvo un costo", dijo el subcomisario de El Dorado Fred Kollar en una conferencia de prensa.

Carl Probyn, el padrastro de la niña, dijo a la televisión que "ambos lloramos durante 10 minutos" después de que él y su esposa fueron avisados por las autoridades de que habían hallado a Jaycee con vida.

PISTA SURGIO EL MARTES

Garrido, de 58 años y quien estuvo en prisión en California por violación y secuestro, y su esposa Nancy Garrido, de 54 años, fueron arrestados por el secuestro de Dugard y los fiscales dijeron que probablemente serían acusados el viernes.

Las autoridades dijeron que Garrido era sospechoso de engendrar dos niñas con Dugard, las que ahora tienen 11 y 15 años.

"Ninguna de las niñas fue alguna vez a la escuela, ninguna ha ido al médico, fueron mantenidas en total aislamiento en este recinto, si quieres, en la casa", dijo Kollar.

Si bien el caso del secuestro de Dugard permaneció abierto durante los últimos 18 años, la policía nunca encontró un rastro de la niña desaparecida ni del sedán gris, hasta el martes, cuando Garrido intentó entrar al campus de la Universidad de California en Berkeley para repartir folletos religiosos con sus dos hijas.

Su interacción con las dos menores, de 11 y 15 años, generó sospechas y un agente de policía revisó sus antecedentes, alertando al agente de libertad condicional de Garrido.

Durante una visita a su agente de libertad condicional, Garrido llevó a su esposa, las dos niñas y una mujer a la que identificó como "Allissa", quien resultó ser Dugard.

Las autoridades dijeron que Garrido estuvo preso en Nevada, luego ser hallado culpable en 1971 de secuestro y violación.

El periódico San Francisco Chronicle reportó que Garrido fue descrito como alguien extraño por sus vecinos, quienes agregaron que realizaba ceremonias religiosas en una carpa y creía que había inventado un aparato que le permitía controlar el sonido con su mente.

Cuando reporteros preguntaron por qué el agente de libertad condicional, quien había visitado la casa de Garrido, nunca vio a Dugard ni el recinto oculto en el jardín, las autoridades dijeron que estaba muy bien escondido detrás de una reja, vegetación y una lona.