2 de abril de 2015

Encuentran la segunda caja negra del avión de Germanwings

Encuentran la segunda caja negra del avión de Germanwings
EUROPAPRESS

PARÍS, 2 Abr. (Notimérica) -

   El fiscal de Marsella y encargado de la investigación sobre el siniestro de Germanwings, Brice Robin, ha anunciado este jueves el hallazgo de la segunda caja negra del avión, según recoge la cadena TF1.

   El dispositivo de registro del A320 siniestrado el pasado 24 de marzo en los Alpes franceses contiene cientos de parámetros del aparato, incluidas las órdenes ejecutadas por los pilotos en cabina, por lo que, si no está dañada la caja, podría aportar datos cruciales para esclarecer lo ocurrido.

   La primera caja negra fue localizada el mismo día del siniestro y los datos extraídos revelaron que el copiloto, Andreas Lubitz, al parecer se encerró en la cabina y estrelló voluntariamente el avión en las montañas.

   El fiscal de Marsella, encargado del caso del accidente del avión de Germanwings, Brice Robin, acusó al copiloto de la aeronave, Andreas Lubitz, de haber provocado deliberadamente que el avión se estrellara en los Alpes franceses.

   Robin subrayó que no había nada "que haga pensar en un atentado terrorista" pero dejó claro que el copiloto tenía "la intención de destruir el avión" porque activó el botón para hacer que descendiera, no abrió la puerta al piloto cuando llamó para acceder y no respondió a ninguna de las llamadas por radio, todo ello mientras se le escuchaba una "respiración normal".

   Días después se encontraron documentos que demuestran que Lubitz padecía una enfermedad y que estaba bajo tratamiento médico. Entre ellos, había una "baja por enfermedad rota actual y que también cubría el día" del vuelo. Así las cosas, la Fiscalía concluye que Lubitz "ocultó su enfermedad" a Germanwings y a sus compañeros.

   El vuelo 4U9525 de Germanwings cubría la ruta entre las ciudades de Barcelona y Dusseldorf con 150 personas a bordo, entre pasaje y tripulación.

PLANEABA UN GESTO ESPECTACULAR

   Las declaraciones del fiscal Robin, que declaró que el incidente es un caso de "homicidio involuntario", coinciden con las publicadas el pasado sábado por el diario alemán 'Bild', en donde una ex novia de Lubitz dijo que el copiloto estaba en tratamiento psiquiátrico y que planeaba un gesto espectacular que todo el mundo recordaría.

   "Cuando me enteré del accidente, recordé una y otra vez una frase que él decía", dijo al Bild la mujer, una azafata de vuelo de 26 años identificada sólo como Maria W. "'Un día haré algo que cambiará el sistema, y entonces todo el mundo conocerá mi nombre y lo recordará'".

   "No sabía qué quería decir en ese momento, pero ahora es obvio", dijo. "Lo hizo porque se dio cuenta de que, debido a sus problemas de salud, su gran sueño de trabajar en Lufthansa, de tener un trabajo de piloto, y de piloto de vuelos de larga distancia, era casi imposible", añadió.

   Maria W. también comentó que siempre hablában mucho de trabajo y dijo que después Lubitz se convirtió en una persona diferente. "Le disgustaban las condiciones bajo las que trabajaba: poco dinero, temor de perder el contrato, demasiada presión", informó Reuters.

INFORMÓ A LUFTHANSA EN 2009 DE UNA DEPRESIÓN SEVERA

   Lufthansa envió a la Fiscalía de Dusseldorf documentación en la que se acredita que el copiloto Andreas Lubitz de Germanwings informó en 2009 a la escuela de pilotos de la aerolínea de "un episodio previo de depresión severa", que obligó a interrumpir su formación varios meses.

   Entre la documentación entregada, se incluye un correo electrónico de Lubitz en 2009 en el que informa a la escuela de pilotos de la reanudación de su formación, tras sufrir un "episodio previo de depresión severa" y presentar los correspondientes documentos médicos, según ha confirmado la compañía en un comunicado.

   Tras ello, el copiloto recibió el certificado médico que confirmó su aptitud para volar. Hasta ahora, el presidente de la compañía, Carsten Spohr, había confirmado que Lubitz causó baja médica durante su etapa de formación, sin especificar de qué se trataba por el "secreto médico".

LUBITZ BUSCÓ EN SU ORDENADOR FORMAS DE SUICIDARSE

   El historial de búsqueda por Internet registrado en los ordenadores del copiloto del vuelo siniestrado de Germanwings Andreas Lubitz revela que buscó formas de suicidarse en los días previos al siniestro, así como información sobre el cierre de las puertas de cabina y sus de medidas de seguridad correspondientes, según ha informado este jueves la Fiscalía General alemana.

   Lubitz seguía un tratamiento contra la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico y tenía problemas de visión, por lo que estaba de baja médica, según ha revelado el diario alemán 'Bild'.

   Además, el rotativo germano asegura que el copiloto había buscado ayuda médica para solucionar un problema de visión que arrastraba desde un accidente de coche que sufrió en 2014.