23 de septiembre de 2015

Haría falta un siglo para un terremoto igual en la misma zona de Chile

   SANTIAGO, 23 Sep. (Notimérica) -

   Chile sufrió el pasado miércoles 16 un terremoto de 8,4 grados en la escala de Richter y, desde entonces, el país no ha dejado de temblar, con réplicas que han llegado a alcanzar los 6,7 grados.

   Sin embargo, según ha señalado el encargado del Centro Sismológico Nacional (CSN) de la Universidad de Chile, Sergio Barrientos Parra, "sería necesario que pasaran 100 años para que se produjera en la misma zona un terremoto de esa intensidad".

   En una entrevista con Notimérica, Barrientos ha explicado que de producirse un sismo de la misma magnitud o superior sería más al norte o al sur de la zona cero. Haría falta que pasara un siglo para que se acumulara una cantidad de energía suficiente que al liberarse produjera un terremoto de estas dimensiones en el mismo sitio.

   En la historia de Chile tan solo en una ocasión un terremoto de menor intensidad precedió a otro de mayor. Este fue el caso de el sismo de Valdivia, conocido también como el Gran Terremoto, que se produjo en 1960 al sur del país.

   Barrientos destacó también que el terremoto ya se está "desplazando" y que las réplicas cada vez son menos frecuentes y de menor relevancia. En cualquier caso, "se necesitará al menos un año para poder recuperar el equilibrio en la zona".

   El experto afirmó que el sismo actual tiene ciertas similitudes con el que se produjo en febrero de 2010, con 8,8 grados en la escala de Richter que tuvo, sin embargo, unas consecuencias devastadoras, dejando más de 500 muertos.

"EL TSUNAMI FUE IMPORTANTE"

   El académico declaró que en esta ocasión, "el tsunami ha sido relativamente importante". Sobre todo, en algunas zonas de la costa, como Tongoy (en el norte) y Los Vilos (en el sur), así como en la zona de Coquimbo.

   También añadió que, aunque todavía están estudiando el actual, la intensidad del tsunami está relacionada con la intensidad del sismo al que acompaña.

  El fenómeno fue descrito por el experto como "un desplazamiento vertical del fondo oceánico" que produce perturbaciones.

DESPLAZAMIENTO DE LA PLACA DE NAZCA

   Barrientos también arrojó algo de luz en relación al motivo por el cual se producen estos terremotos. Según señaló, la placa téctonica oceánica, que se encuentra frente a la costa norte y centro de Chile, la placa de Nazca, está en permanente desplazamiento.

   La placa de nazca se desliza bajo la Sudamericana, generando un proceso de subducción que provoca los temblores y terremotos que sufre Chile con frecuencia.

   Según el sismólogo, los terremotos con una intensidad inferior a los 3 grados no suelen ser registrados. En este caso y como consecuencia de las numerosas réplicas, se está prestando atención a aquellos de 4,5 grados o superior, hasta que se normalice la situación.