15 de enero de 2016

Los hermanos Lanatta y Schillaci se niegan a declarar ante la justicia

Los hermanos Lanatta y Schillaci se niegan a declarar ante la justicia
YOUTUBE

BUENOS AIRES, 15 Ene. (Notimérica) -

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de los empresarios farmacéuticos en General Rodríguez y que fueron recapturados este lunes, se han negado a declarar ante la justicia.

Después de permanecer prófugos durante 15 días, fueron trasladados a la prisión de Ezeiza, donde fueron separados en diferentes pabellones.

En ese mismo penal, el fiscal general de Azul, Cristian Citterio y su par de Coronel Brandsen, Mariano Sibuet, que se encargan de investigar la fuga del penal y al ataque a los dos policías durante la noche del 31 de diciembre, respectivamente, acudieron a tomarles declaración.

No obstante, según ha destacado la abogada defensora María Elizabeth Gasaro, tanto los hermanos Lanatta como Schillaci se negaron a declarar ante ambos fiscales. Martin Lanatta, el primer capturado, ya se había negado a declarar ante Citterio por la fuga de la cárcel.

"Vamos a esperar a analizar bien la causa porque todavía no pudimos obtener copia y como está en plena instrucción siempre hay pruebas que se aportan todos los días", ha declarado a la prensa Gasaro.

El equipo de abogados que está trabajando en la causa de los condenados ha destacado que prefiere "tener vista la totalidad de la causa para que los chicos declaren en ambas".

Otro de los defensores, Humberto Próspero, ha recordado también que "no declaren todavía" para que la defensa pueda repasar las diferentes pruebas que van llegando cada día.

Al ser preguntado por la fuga, Próspero explicó que "puede ser una posibilidad muy cierta que ellos se escaparon porque tenían miedo de que los mataran (...) aunque eso lo tendrán que confirmar ante el juez.

"ESTÁN MUY BIEN"

El Procurador Penitenciario, Francisco Mugnolo, ha señalado, por su parte, que los Lanatta y Schillaci "están muy bien, están separados, en los calabozos de seguridad, no tienen ningún problema".

Además, también ha destacado algunas de los solicitudes de los prófugos, como poder comunicarse con la familia o poder salir pronto de la situación de aislamiento.

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci escaparon el 27 de diciembre de una prisión de la provincia de Buenos Aires, donde estaban condenados a cadena perpetua por el asesinato en 2008 de tres empresarios que --al igual que ellos-- traficaban con efedrina, usada para fabricar drogas sintéticas.