9 de enero de 2016

La historia del misil estadounidense que acabó en Cuba por error

La historia del misil estadounidense que acabó en Cuba por error
WIKIMEDIA COMMONS

LA HABANA, 9 Ene. (Notimérica) -

El jefe saliente del Comando Sur (Southcom) del Ejército estadounidense, John Kelly, ha afirmado que no tiene "ni idea" de dónde se encuentra el misil envidado por Estados Unidos a España, que finalmente acabó por error en Cuba.

Kelly ha bromeado este viernes sobre el paradero del misil 'Hellfire', que estaba desactivado y que según reveló el diario norteamericano 'Wall Street Journal', se utilizó en unos ejercicios militares de la OTAN.

Sin embargo, la historia ha sido recibida de una forma mucho más negativa por el Gobierno de Barack Obama y el Pentágono, ya que el supuesto en error podría poner en entredicho la seguridad de una de las potencias militares más importantes del mundo.

Por el momento, un grupo de investigadores estadounidenses están tratando de descubrir qué es lo que fue mal y habrían reclamado ya al Gobierno de Cuba que devolviese el misil.

"Esto es un asunto que el Gobierno se toma muy en serio por motivos obvios. El Pentágono y el Departamento de Estado están interesados en llegar al fondo del asunto", han señalado los responsables de la Casa Blanca.

Aunque se desconoce si el misil llegó a Cuba de manera casual, varios medios han apuntado a una posible operación de espionaje elaborada por el Gobierno cubano.

LA HISTORIA DEL MISIL

El 'Hellfire', un misil tierra-aire diseñado para destruir carros de combate desde aviones o helicópteros, fue enviado a España por la empresa estadounidense Lockheed Martin, tras recibir el visto bueno del Departamento de Estado.

Una vez en España, fue trasladado a la base naval de Rota (en Cádiz, al sur de España), donde fue utilizado en unas prácticas militares. Tras concluir este proceso, fue enviado a Madrid por carretera, antes de ser devuelto a su destino final: Florida.

Sin embargo, algo ocurrió en el proceso intermedio, ya que los responsables de cargar el avión se dieron cuenta de que el misil ya no estaba.

El misil había sido colocado en un supuesto error en un avión dirigido a Francia --de la compañía Air France-- y más tarde trasladado en un nuevo vuelo a La Habana.

Según ha explicado el diario estadounidense nadie conoce con exactitud en qué punto del trayecto el misil cambió de destino. Un hecho del que Cuba todavía no ha querido pronunciarse.

TEMOR DE ESTADOS UNIDOS

A pesar de la mejora en las relaciones con la isla y aunque el misil estaba desactivado, el Gobierno estadounidense teme que otros países puedan utilizar el arma para descubrir secretos armamentísticos de Norteamérica.

Las relaciones de Cuba con algunos países históricamente enemigos de Estados Unidos, como Irán, China o Rusia, preocupan bastante al gigante americano.

Para leer más