30 de junio de 2016

Un hogar de diseño en el interior de una favela en Brasil

Un hogar de diseño en el interior de una favela en Brasil
WEB ARCHDAILY

   BRASILIA, 30 Jun. (Notimérica) -

Una modesta casa en Vila Matilde, una favela situada al este de São Paulo, Brasil, habitada por Dalva Borges Ramos, una trabajadora doméstica de 74 años, se ha convertido en protagonista al ser nombrada 'La Casa del Año 2016' según la web de arquitectura más importante a nivel mundial, Archdaily. Los artífices de esta obra fue el despacho de arquitectura Terra e Tuma, que diseñaron este hogar a muy bajo coste.

   La importancia de esta casa se la dio la modernidad, la comodidad, el buen gusto, el bajo presupuesto y que se construyó en muy poco tiempo.

   Tras las torrenciales lluvias de abril y con una casa a punto de derrumbarse, Borges habló con su hijo y decidió gastar los ahorros de toda una vida en crear una casa perfecta para ella. Terra e Tuma decidieron crear un espacio funcional, cómodo y tan bien diseñado que le valió el premio 'House' a la mejor construcción residencial.

   La casa aprovecha al máximo la luz, ya que es un espacio sin paredes, lo que ahorra materiales y revestimiento y reduce el tiempo de construcción. En la planta baja, hay una sala, un baño, la cocina, un carto de lavado y una habitación, conectados por un pequeño patio interior que les proporciona luz y ventilación. En la planta alta hay una segunda habitación y un huerto-jardín que crece sobre el techo de concreto de la sala, y que puede convertirse en una habitación adicional si más adelante se necesita, según el medio 'Univisión'.

   Los arquitectos Danilo Terra, Pedro Tuma y Fernanda Sakano, integrantes de Terra e Tuma, indicaron que la historia de esta casa fue muy particular: "En 2011 se acercó a nosotros un joven para pedirnos que remodeláramos la casa de su madre, una persona de escasos recursos económicos que vivía en una construcción con graves problemas estructurales y sanitarios".

   "La primera opción habría sido vender la casa para, sumando los ahorros de toda su vida, comprar un apartamento pequeño, en una todavía más alejada del centro, pero su decisión fue no moverse, resistirse al aislamiento. Nuestro reto fue, entonces, lograr que ese espacio funcionara con un proyecto que se ajustara a las limitaciones financieras de la familia", señalaron los arquitectos.

   Además, indicaron que "el reto mayor surgió en la primera etapa de la construcción. La demolición de la casa antigua nos llevó cuatro meses, y se realizó al mismo tiempo que se trabajaba en la cimentación y el reforzamiento de los muros de contención que sostenían a las construcciones vecinas".

   En total, apenas 95 metros cuadrados de construcción sobre un terreno 4,8 metros de frente por 25 de profundidad, que se convierten hoy en una referencia para la arquitectura mundial.

   El arquitecto chileno Alejandro Aravena, también conocido como 'El Arquitecto de los Pobres', es un ejemplo de hasta dónde puede llegar este tipo de arquitectura. Su trabajo en barrios humildes le ha valido el premio Pritzker 2016, el Óscar de la arquitectura. Su proyecto más conocido es 'Quinta Monroy' en 2004, un grupo de viviendas para 100 familias desfavorecidas que, en lugar de plantearse como la habitual colmena, realizó en forma de casas unifamiliares.

Para leer más