22 de septiembre de 2014

Un hombre se defiende de su atacante al estilo Jon Nieve de 'Juego de tronos'

Un hombre se defiende de su atacante al estilo Jon Nieve de 'Juego de tronos'
YOUTUBE

NUEVA YORK, 22 Sep. (Notimérica/EP) -

   Un hombre llamado Jimmy Morgan Jr., que ha sido asaltado en su casa de Wichita Falls en Texas por un hombre que huía de la Policía, ha asegurado que, aunque podía haber matado al intruso que se coló en su casa, no lo hizo porque su religión cristiana no se lo permite y porque se considera fiel seguidor de la serie estadounidense 'Juego de Tronos', y es más propenso a la espada que a las armas de fuego.

   "Soy un hombre cristiano y no quiero tomar la vida de nadie, sin embargo quiero asegurarme de que él (el intruso) entiende que su vida me pertenecía para tomarla, pero le dejé tenerla", ha asegurado Morgan.

   El asaltante, llamado Thomas McGowan, entró en la casa a media noche, pero cuando se encontró con el propietario "retrocedió con miedo, dejando salpicaduras de sangre en la pared, después de que Morgan sacara una espada medieval y le dijera que se perdiera", según ha informado el diario británico 'Daily Mail'.

   Cuando vio a McGowan, Morgan cogió una de sus "lanzas de confianza". "Yo no tengo un arma de fuego, así que tengo una lanza corta, muy rápida, muy ágil y muy mortal. Él empezó a retroceder y yo a avanzar, le aceché y después le acorralé", ha asegurado el asaltado que no considera que luchar contra un intruso sea siempre lo más seguro, pero que domina la espada como el mismísimo Jon Nieve.

   A diferencia de la mayoría de sus vecinos, Morgan practica un método de lucha medieval armada conocido como SCA --una organización internacional que busca y recrea las artes, habilidades y tradiciones de principios del siglo XVII en Europa--, por lo que no tiene una pistola en su casa. Además, es seguidor de la serie estadounidense 'Juego de Tronos' en la que también hay un uso continuo de las espadas para batallar y defenderse.

   McGowan ha sido acusado de "evadir el arresto con un vehículo, traspaso criminal de una habitación y la conducción bajo la influencia de sustancias". Después de recuperarse en el hospital de sus heridas, ingresó en prisión bajo una fianza de 5.000 dólares.