15 de enero de 2008

Honduras.-La Asociación Fontilles detecta en Honduras nuevos casos de lepra infantil e inicia programas de ayuda

VALENCIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Lucha contra la Lepra 'Fontilles' ha iniciado programas de ayuda para reducir la incidencia de la lepra en la población infantil de Centroamérica, tras detectar la enfermedad en niños de la localidad de Choluteca en Honduras, según informaron fuentes del Arzobispado de Valencia en un comunicado.

La lepra detectada, denominada de tipo paucibacilar, es "muy difícil de diagnosticar en niños menores de 14 años para cualquier médico en general, e incluso para los dermatólogos, ya que en ocasiones se limita a una o dos manchas que pueden pasar desapercibidas o confundidas por otra afección", según fuentes de Fontilles.

Por ello, los expertos aseguran que "es primordial detectarla y tratarla correctamente lo antes posible ya que puede originar lesiones en los nervios que son permanentes y dejan a las personas, en este caso a la mayoría niños, con discapacidades para el resto de sus vidas".

El programa de diagnóstico de lepra en Honduras surgió tras el "éxito" de la puesta en marcha de otro proyecto de investigación similar sobre lepra infantil en Nicaragua en 2002, cuando médicos de la Asociación para el Desarrollo de los Pueblos (ADP) detectaron en el departamento nicaragüense de Chinandenga un "significativo incremento de lepra paucibacilar".

Por ello, y ante la proximidad geográfica de Chinandenga con el departamento de Choluteca, y las similitudes tanto de población como medioambientales, "el equipo presumió que este fenómeno también podría estar afectando a niños hondureños", indicaron.

La entidad ha realizado cursos de formación orientados a agentes de salud también en la capital de Nicaragua, Managua, con el fin de "instruirles en una técnica muy especifica que les permite diferenciar los casos de lepra paucibacilar y la leishmanía atípica".

Posteriormente el objetivo es analizar las muestras enviadas desde cualquier parte de Nicaragua y Honduras, "con la posibilidad de ampliar este servicio a otros países de Centroamérica donde se presenten estos casos de lepra", según "Fontilles".

Asimismo, en Honduras continúan con el trabajo de campo porque, "aunque todavía quedan muchas pruebas y material por analizar", el equipo de investigadores ha averiguado que el microbio causante de la lepra "se encuentra incluso en personas sanas que sin saberlo pueden propagar la infección", señalaron.