15 de febrero de 2012

Honduras.- La CIDH condena la muerte de reos en Comayagua y anuncia una visita a Honduras para investigar lo ocurrido

WASHINGTON, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha condenado la muerte de más de 350 reos en el penal hondureño de Comayagua, a consecuencia de un voraz incendio, al tiempo que ha anunciado una visita "urgente" a Honduras para hacer seguimiento a las investigaciones sobre este hecho y constatar la situación de la población penal en esa nación centroamericana.

Más de 350 presos murieron en un incendio ocurrido en la prisión de Comayagua, ubicada cerca de la carretera que une a la capital con la ciudad de San Pedro Sula, la segunda más importante de Honduras. La población penal era de unos 850 reclusos, el doble de su capacidad.

El Gobierno de Porfirio Lobo ha anunciado que comenzarán las investigaciones para determinar las causas de esta tragedia. La CIDH considera que es necesario que las autoridades hondureñas tomen "las medidas necesarias a fin de investigar debidamente esta tragedia y evitar" que estos hechos se repitan.

La comisión exhorta al Estado "a tomar las medidas adecuadas para identificar a las personas fallecidas en la tragedia y a informar en forma pronta y precisa la identidad de los internos que perdieron la vida en el incendio, así como las circunstancias y causas específicas de su fallecimiento".

Asimismo, urge al Estado hondureño "a iniciar las investigaciones penales, administrativas y disciplinarias que sean necesarias para establecer responsabilidades y adoptar las sanciones que correspondan", señala en un comunicado.

Las primeras hipótesis apuntan a que el incendio se originó por un cortocircuito en uno de los pabellones del penal. No obstante, los familiares aseguran que el alto nivel de hacinamiento habría contribuido a que el número de muertes fuese aún mayor, tesis que es apoyada por la comisión con sede en Washington.

Por este motivo, la CIDH considera que "es imperativo" que las autoridades hondureñas "adopten todas aquellas medidas que sean necesarias para que los centros penales no alberguen más reclusos de los que pueden alojar de acuerdo con su capacidad real".

La CIDH tiene previsto enviar una delegación a Honduras a fin de dar seguimiento al incendio ocurrido en Comayagua y a la situación de Derechos Humanos de los presos en esa nación centroamericana. Asimismo, convocará a una audiencia para analizar esta situación en su próximo período de sesiones, a celebrarse del 19 al 30 de marzo.

Esta no es la primera vez que la situación carcelaria de Honduras es considerada una prioridad para esa comisión. Los próximos 28 y 29 de febrero la CIDH participará en una audiencia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la muerte de 107 reos en un incendio ocurrido en un penal de San Pedro Sula en mayo de 2004.

En su informe de fondo sobre este caso, la comisión concluyó que estas muertes fueron el "resultado directo de una serie de deficiencias estructurales, las cuales eran de conocimiento de las autoridades competentes, pero que no fueron atendidas ni corregidas oportunamente".

El caso fue enviado a la Corte con sede en Costa Rica porque el Estado hondureño "no ha emprendido la investigación de los hechos denunciados y la sanción de los responsables", recuerda la CIDH.