15 de junio de 2007

Honduras.- Al menos un bebé de siete meses fallece y dos niños permanecen desaparecidos por las lluvias en Tegucigalpa

TEGUCIGALPA, 15 Jun. (EP/AP) -

Al menos un bebé de siete meses falleció y otros dos niños permanecen desaparecidos, después de que fueran arrastrados por las fuertes lluvias que se sufrieron ayer en la región central de Honduras.

El portavoz de los bomberos de Tegucigalpa, René Flores, informó de la muerte del pequeño y precisó que "aparentemente las aguas lo arrastraron", aunque aún se desconocen las circunstancias exactas de lo sucedido.

Flores explicó que el pequeño fue visto primero asomando por un desagüe, pero que posteriormente desapareció. Más tarde, el cuerpo del bebé fue encontrado de nuevo por los bomberos de la capital hondureña "en una alcantarilla de la calle".

Asimismo, las autoridades informaron de la desaparición de dos hermanos, identificados como Riccy Mabel y Wilmer, de cuatro y dos años, respectivamente. La desaparición de los niños se produjo con la crecida del río Humuya, a la altura de Comayagua, a unos 150 kilómetros de distancia al norte de la capital.

Según señaló la madre de los niños, Elvira Hernández, vio cómo el agua se llevó a sus hijos y no pudo "hacer nada para salvarlos". Por su parte, el padre asumió que "los hemos buscado por todas partes, pero no lo encontramos".

Mientras, el comandante nacional de los bomberos, Carlos Cordero, describió la situación en la zona como un "caos", con numerosos incidentes a causa de las lluvias, tales como "calles y bulevares anegados, caída de rótulos y árboles, vehículos dañados, y casas y muros destruidos". Las principales calles de la capital "se convirtieron prácticamente en ríos", subrayó.