19 de mayo de 2014

Tres pandilleros muertos y 19 detenidos en un operativo contra la Mara 18

Tres pandilleros muertos y 19 detenidos en un operativo contra la Mara 18
REUTERS

MADRID, 19 May. (Notimérica/EP) -

La Policía Militar de Honduras asestó este domingo un importante golpe a la cúpula pandillera de San Pedro Sula, en el noroeste del país, después de realizar un operativo especial que se saldó con la detención de 19 miembros de la Mara 18, así como con la muerte de otros tres más, quienes cayeron abatidos tras un enfrentamiento armado que ellos mismo iniciaron.

En el operativo, del que salieron heridos cuatro agentes, también se decomisó un importante arsenal, en el cual incluso se halló un rifle de asalto de uso exclusivo de la Policía, así como varios uniformes policiales y de los cuerpos de operaciones especiales, además de otros tipos de armas de fuego.

El choque armado se inició cuando la Policía Militar descubrió una furgoneta en la que viajaban los pandilleros, quienes tras ser sorprendidos abrieron fuego contra los agentes. En el transcurso del tiroteo tres delincuentes cayeron abatidos, lo que motivó la huída del resto de sus compañeros de pillaje, quienes se parapetaron en un edificio cercano, ubicado en el sector Rivera Hernández, que acabaría siendo escenario de una nueva refriega.

Los pandilleros fueron expulsados por los agentes de los domicilios en los que se habían refugiado, previas amenazas a sus inquilinos, sin disparar ni un solo tiro, por lo que no se tuvieron que lamentar más bajas, de acuerdo con la información facilitada por el diario hondureño 'La Prensa'.

Por otro lado, el arsenal fue encontrado en otro edificio de la colonia Callejas, en San Pedro Sula, y en el cual se encontraban varios pandilleros uniformados como los agentes del Cuerpo de Operaciones Especiales Cobra.

Las autoridades confirmaron que entre los 19 detenidos se encuentran destacadas figuras y cabecillas de esta pandilla, algunos de los cuales estarían involucrados en los crímenes que se cometieron a finales de 2013 en la colonia La Pradera, en el sur de Tegucigalpa, en los que murieron acribillados tres jóvenes.

Los detenidos fueron trasladados al centro militar 105 Brigada de Infantería, en San Pedro Sula, para posteriormente ser trasladados a las dependencias de la Fiscalía, junto a las pruebas que les incriminan, y ser acusados de tenencia ilegal de armas y munición de guerra, así como de intento de homicidio, asociación ilícita y vestir uniforme policial de manera fraudulenta.