22 de julio de 2019

Una hondureña y sus dos hijos son asesinados por un hombre que los acogió en Estados Unidos

Una hondureña y sus dos hijos son asesinados por un hombre que los acogió en Estados Unidos
Inmigrante hondureña en EEUU, Rossibeth Flores-RodríguezFACEBOOK

TEGUCIGALPA, 22 Jul. (Notimérica) -

Una mujer hondureña y sus dos hijos fueron asesinados en Estados Unidos mientras se encontraban acogidos en la casa de un hombre originario de Guatemala, quien ahora está acusado de cometer este asesinado en primer grado.

El hombre, Marwin Oswaldo Escobar Orellana, es un guatemalteco de 31 que se encuentra en Estados Unidos de manera irregular y fue arrestado la noche del 16 de julio tras supuestamente matar con un arma de fuego a Rossibeth Flores-Rodríguez, de nacionalidad hondureña y 29 años, y sus dos hijos de 11 y cinco años.

Según recogen periódicos locales, la mujer inmigró junto a sus hijos a Lowa en febrero de este año y había conocido a Marvin Oswaldo años antes en Honduras, por lo que confiaba en él. Este, quien vivía con esposa y sus dos hijos, permitió que la mujer y sus hijos vivieran en el sótano de su casa y además contrató a Rossibeth en su pequeña empresa de reparación de techos.

De acuerdo con las declaraciones de la madre y abuela de las víctimas al diario hondureño La Prensa, Rossibeth le comunicó por teléfono que desde hacía un tiempo se sentía acosada por Escobar Orellana, quien insistía en tener una relación sentimental con ella a pesar de estar casado. Tras rechazar sus acercamientos, fue despedida, y en el momento del crimen estaba planeando buscar otro lugar donde vivir.

La noche del asesinato, el mismo Escobar Orellana llamó al 911 para alertar de la presencia de tres cadáveres en su casa, pero luego fue arrestado bajo la sospecha de ser él el responsable del triple asesinato. El acusado sostiene que Rossibeth Flores-Rodríguez mató a sus propios hijos y él se vio obligado a dispararle en defensa propia. No obstante, las pruebas balísticas apoyan la versión de los fiscales, recoge 'RT'.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU (ICE) presentó una orden de detención de inmigración y una orden de detención administrativa en la cárcel del condado de Polk, donde actualmente permanece encarcelado Escobar Orellana, ya que un inmigrante que vuelve a ingresar a EEUU sin autorización después de haber sido deportado previamente puede ser acusado de un delito mayor punible con hasta 20 años de prisión. La próxima vista del caso de asesinato por el que está acusado Escobar Orellana tendrá lugar el 29 de julio.