7 de julio de 2015

HSBC despide a seis empleados por simular una decapitación del Estado Islámico

HSBC despide a seis empleados por simular una decapitación del Estado Islámico
THE SUN

   MADRID, 7 Jul. (Notimérica) -

   La institución banquera HSBC ha despedido a seis empleados al descubrir un vídeo de siete segundos en el que los trabajadores simulaban una decapitación del Estado Islámico afirmando "Allahu Akbar" ("Alá es el más grande").

   De acuerdo con el diario británico 'The Sun', los trabajadores de HSBC grabaron la simulación en un ejercicio de equipo para la empresa y después lo compartieron en Instagram.

   El grupo de empleados se encontraba en unas instalaciones de karts en Birmingham (Reino Unido), practicando un ejercicio de trabajo en equipo organizado por la empresa.

   Para ello, debían llevar monos naranjas y pasamontañas negros, parecidos a los que acostumbra a enseñar el Estado Islámico en los videos de sus ejecuciones, de modo que se les ocurrió grabar una simulación utilizando una percha, como si de un cuchillo se tratara, para hacer creer que decapitaban a uno de sus compañeros.

   En el vídeo, los trabajadores se ríen y mofan de sus acciones mientras pretenden "ejecutar" a su compañero Saf Ahmed, que aparece de rodillas delante de ellos mientras dicen "Allahu Akbar", el grito de guerra que cita el Estado Islámico momentos previos a cada asesinato.

   Aunque el video fue borrado de la web poco después, algunos compañeros del HSBC pudieron verlo, así como 'The Sun', que ha compartido públicamente lo sucedido.

   Por su parte, la institución HSBC se ha disculpado en Twitter y ha señalado que "resulta chocante que [los ex trabajadores] pudieran pensar que algo así era divertido". Del mismo modo, han indicado que "una vez que vieron este abominable video publicado por 'The Sun', tomaron la decisión de despedir a los individuos envueltos en él, ya que no toleran comportamientos inapropiados" como este.

   No es un buen momento para HSBC, ya que, además de este incidente, recientemente se vio envuelta en un escándalo de lavado de dinero y el año pasado fue multado junto con otros cinco bancos por valor de 2.000 millones de libras (más de 3.000 millones de dólares) por aparejar mercados de divisas.