31 de agosto de 2009

Huracán Jimena alcanza categoría 4 Pacífico mexicano

Por Susy Buchanan

LOS CABOS (Reuters/EP) - Jimena se fortalecía más el domingo, pero aún permanecía como huracán de categoría 4 "extremadamente peligroso" frente a las costas mexicanas en el Pacífico, mientras avanza hacia la península de Baja California, donde se encuentra el balneario de Los Cabos.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo que Jimena se ubicaba a 440 kilómetros al sur-sureste de Cabo Corrientes y a unos 770 kilómetros al sur-sureste de la península de Baja California, con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora (kph) con fuertes olas.

"Jimena se vuelve más fuerte", dijo el CNH en su más reciente reporte la tarde del domingo.

Los huracanes de categoría 3 o superior en la escala de cinco niveles de intensidad de Saffir-Simpson son considerados "grandes" y son los del tipo más destructivo.

Jimena, un pequeño pero poderoso huracán, se encontraba aún a una distancia segura de la costa, pero se prevé que gane fuerza y azote al popular balneario de Los Cabos el martes, cuando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se reuna allí para discutir sobre los paraísos fiscales.

Estadounidenses que viven en Los Cabos se abastecían de comida y agua potable y llenaban los tanques de gasolina de sus autos. Algunos turistas dijeron que planeaban recortar sus vacaciones.

"Estoy un poco nerviosa por esto porque mi esposo está fuera de la ciudad y sería mi primer huracán sola", dijo Christy Dobson, originaria de Oklahoma, pero residente en Los Cabos desde hace 11 años, mientras acarreaba botes con agua y productos no perecederos en un supermercado junto a sus dos pequeñas hijas.

Lynn Perre, de California y quien posee un condominio en Los Cabos, y su madre, Beverly Boyer, decidieron acortar sus vacaciones y volar el lunes.

"Estoy nerviosa y asustada", dijo Boyer. "Es un huracán de categoría cuatro que va a golpear", subrayó.

BAJA CALIFORNIA MONITOREA HURACAN

El director de protección civil en Baja California Sur, José Gajón, dijo que el domingo en la noche se instalarán consejos en los municipios Los Cabos, Comondú y Loreto para monitorear de cerca el curso de la tormenta y tomar medidas para enfrentarla en caso de que golpee la península.

"Una vez instalados (los consejos) nos declaramos en estado de alerta", dijo Gajón.

En el sur de Baja California el sol brillaba el domingo, pero el CNH señaló que una alerta de huracán podría lanzarse en algunas localidades hacia el final del día.

"El clima está muy bien; está sin lluvia, despejado", dijo Rubén Guzmán, empleado de un hotel en Los Cabos.

"De momento no tenemos ninguna noticia de la que tengamos que preocuparnos, estamos tranquilos. Esos huracanes siempre se desvían y no llegan, añadió.

La península de Baja California es muy popular por la combinación de su paisaje desértico, montañas y playa. Centros vacacionales como La Paz y Los Cabos son muy populares entre amantes de los deportes de mar y jubilados extranjeros.

Jimena disminuía ligeramente su velocidad y se movía hacia el oeste-noroeste a unos 13 kph, dijo el CHN.

"Se espera un gradual giro hacia el noreste y después al norte-noroeste en las próximas 48 horas", señaló el reporte.

El CNH dijo que los intereses en el oeste de México y el área del sur de Baja California deberían observar su progreso.

México no tiene perforaciones de petróleo en el Pacífico y el puerto exportador de Salina Cruz, en el sureño estado de Oaxaca, permanece abierto.

PUERTOS ABIERTOS

Hasta ahora, autoridades mexicanas mantenían abiertos los puertos de La Paz y Cabo San Lucas, en la península de Baja California.

El jefe de la OCDE, José Angel Gurría, asistirá a la reunión del 1 y 2 de septiembre en Los Cabos con funcionarios de unos 70 países miembros de la organización y ajenos a ella.

El grupo, que tiene su sede en París, quiere aprovechar la conferencia para persuadir a más países a acordar a compartir información útil para los recaudadores de impuestos.

Jimena es el segundo huracán de la temporada 2009 del Pacífico oriental que pasa cerca de México, luego de que Andrés azotara la misma zona en junio, inundando Acapulco y provocando la muerte de un pescador. Acapulco, uno de muchos balnearios en la costa del Pacífico de México, es popular entre turistas extranjeros y mexicanos.

El Huracán Carlos se formó en el Pacífico mexicano en julio, pero se mantuvo demasiado adentro en el mar como para representar una amenaza.

Los vientos del huracán Jimena se extienden a una distancia de hasta 35 kilómetros de su centro.

La tormenta tropical Kevin también se debilitaba mar adentro en el pacífico, a unos 1,515 kilómetros al este-sureste del extremo sur de la península de Baja California y avanzaba hacia el norte-noreste a 9 kph. Kevin es la séptima tormenta con nombre en la temporada del Pacífico oriental.