17 de diciembre de 2007

Iberoam.- Jóvenes sudamericanos están mejor preparados para afrontar la muerte que los españoles, dice estudio de la UGR

GRANADA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una investigación realizada en la Universidad de Granada (UGR) ha concluido que los jóvenes sudamericanos piensan menos en la muerte que los españoles "porque en general son menos religiosos y la asumen como una parte más del proceso vital".

Es lo que se desprende del estudio realizado por la profesora Jacqueline Schmidt Río-Valle, del departamento de Enfermería de la Universidad de Granada, quien ha analizado las semejanzas y diferencias de este proceso en universitarios sudamericanos y españoles, según informó la UGR en un comunicado.

Los jóvenes de Sudamérica, según su análisis, están mejor preparados para afrontar la muerte, debido al contexto cultural en el que viven, y que piensan menos en este proceso, por razones de superstición y porque son menos religiosos.

La tesis doctoral de Schmidt Río-Valle ha sido dirigida por los profesores Francisco Cruz Quintana, Carmen Villaverde Gutiérrez y José María Roa Venegas. Su trabajo fue realizado entre un total de 916 estudiantes de Enfermería y LADE-Economía de las Universidades de Granada, Cienfuegos y La Habana (Cuba), con una edad media de 23 años.

"En España, la enfermedad está mucho más medicalizada que en Cuba --explicó la autora del trabajo--, por lo que la muerte se asume de una forma mucho más traumática". La investigadora apostilla en su estudio que a estas diferencias contribuye también el hecho de que en Sudamérica "es más normal que los familiares convalecientes permanezcan en casa durante su enfermedad, mientras que en la sociedad occidental se derivan siempre a los hospitales".

Jacqueline Schmidt Río-Valle explica en su tesis doctoral que existen cuatro formas de afrontar la muerte, en función de la educación y las experiencias personales que cada cual haya vivido.

"En primer lugar está el grupo de quienes sienten pavor ante la muerte y evitan hablar de ella; luego están los que la consideran una liberación ante una situación personal pésima --como el caso de Inmaculada Echevarría--, y quienes la ven como una continuación de la vida y un reencuentro con los seres queridos --es el caso de los más creyentes---. En último lugar se encuentran quienes consideran la muerte como parte de un proceso natural, de la trayectoria vital del hombre", mantiene.

La profesora de la UGR ha validado, por primera vez en España, una herramienta para mejorar el afrontamiento de la muerte en aquellas personas que trabajan con enfermos y pacientes terminales y están en contacto continuo con ella. "Se trata de un programa de tratamiento integral que permite formar a los profesionales de la salud y dotarles de competencias para enfrentarse a la muerte, cambiar su actitud ante ella y enseñarles a comunicarla a los familiares del enfermo", explica en el trabajo.

Schmidt Río-Valle es una de las responsables de la asignatura 'Cuidados paliativos: aspectos psicosociales y transculturales', que se imparte en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Granada. Parte de los resultados de su investigación han sido publicados en las revistas 'Enfermería Oncológica', y aparecerán próximamente en la prestigiosa publicación americana 'Death Studies'.