30 de agosto de 2007

Iberoam.- El PNUD organiza en Costa Rica una cumbre latinoamericana para la erradicación de armas de racimo

SAN JOSÉ, 30 Ago. (EP/AP) -

La próxima reunión que se celebrará en la capital de Costa Rica, San José, entre los días 4 y 5 de septiembre se centrará en conseguir que Latinoamérica se convierta en la primera región del mundo libre de armas de racimo. El encuentro ha sido organizado por los Gobiernos de Costa Rica y Noruega junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las armas de racimo son dispositivos explosivos o incendiarios contenidos en un misil o pieza de artillería que libera entre diez y 400 pequeñas bombas una vez que estalla en el aire y antes de alcanzar su objetivo.

"Al ser usadas en áreas pobladas, el porcentaje sin explotar (10 a 30 por ciento) permanece latente, lo que, unido a su aspecto similar a una lata de gaseosa, provoca su manipulación por civiles causando muerte o mutilación", denunciaron ayer los organizadores de la cumbre.

Bajo el título 'Conferencia Latinoamericana sobre Municiones de Racimo' reunirá a expertos y representantes de 15 naciones del continente, entre ellos delegados de gobiernos y organizaciones civiles. El objetivo de la cumbre será el de "avanzar en las discusiones que promueven una declaración sobre la erradicación de estos mortales artefactos".

Entre los asistentes figuran Steve Goose, director de Human Rights Watch, y Anton Camen, asesor legal para América Latina y el Caribe del Comité Internacional de la Cruz Roja.

José Manuel Hermida, representante del PNUD, destacó el compromiso de la región para cumplir "el deber humanitario de erradicar ésta y cualquier otra forma de riesgo para la vida de las personas producida por armamento".