18 de mayo de 2006

Iberoamérica.- Antonio Pérez Henares: "Uno no es español del todo hasta que uno no conoce Hispanoámerica"

El escritor y periodista narra sus vivencias acumuladas en siete viajes con la Ruta Quetzal en 'El pájaro de la Aventura'

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El escritor, periodista y aventurero Antonio Pérez Henares presentó hoy en Madrid su último libro 'El pájaro de la Aventura'. Un "libro de viajes" en el que el alcarreño -que en la actualidad está dirigiendo otra expedición llamada Tahina-Can- narra lo que fueron siete viajes consecutivos con la Ruta Quetzal, desde 1998 hasta 2004.

Un libro en el que, además de alabar la "maravillosa idea" que supone la iniciativa que en 1979 alumbró Miguel de la Quadra Salcedo, del que rescata la enseñanza de que "uno no es español del todo hasta que uno no conoce Hispanoamérica", Pérez Henares no deja de lado su faceta crítica y también denuncia aspectos negativos que, a su juicio, están perjudicando la Ruta Quetzal.

Según afirmó el autor en una entrevista concedida a OTR/Press, el libro tiene tres aspectos esenciales. El primero de ellos sería lo que Pérez Henares define como su "peripecia vital por ocho países de Iberoamérica, el viaje en sí" en el que recorrió parajes de mucha belleza. Entre ellos, y aunque reconoció que la elección es muy difícil, escoge "la desolada grandiosidad" de las faldas del Cotopaxi (en Ecuador) con el recuerdo de su malogrado caballo 'Chavalillo' -al que dedicó incluso un poema- o Puerto Bello en Panamá como los lugares que más le han impresionado en esos siete años de viajes

Un segundo elemento, "que trufa todo el libro" es "el descubrimiento de España en América". "Es una reivindicación de la desconocida ignorada y despreciada historia de España en América de la que se ha hecho como lugar común sentir vergüenza de ella, cuando la auténtica vergüenza es la ignorancia que el pueblo español tiene de su propia historia en América", señaló. Y en este punto, el autor aprovecha la obra para reivindicar figuras tan importantes de la historia hispanoamérica como Hernando de Soto, Alvaro Núñez Cabeza de Vaca o Bartolomé de las Casas, todos ellos "olvidados, desconocidos y despreciados por quién además no les conoce".

El tercer elemento fundamental es la propia vivencia de los expedicionarios de la ruta Quetzal, que "son sus protagonistas y su mejor verdad". Jóvenes de 40 países distintos de toda condición y extracción social que "conviven y que acercan fronteras". Según Pérez Henares, la Ruta es "la mejor idea que ha existido en el último siglo sobre la juventud española e iberoamericana y la mejor embajada de España en Iberoamérica y de Iberoamérica en España" algo que, a su juicio, "no se sabe reconocer y se ningunea, como la propia historia de España".

LOS "TUMORES" DE LA RUTA

En todo caso, el autor destaca que no se trata ni mucho menos de un libro "pelota" sobre la Ruta y su fundador -para el que al final de la obra pide el premio Príncipe de Asturias-. Recuerda que en 2004 dejó la iniciativa por "severas discrepancias" y criticando los aspectos o "tumores" que están haciendo daño a esta "genial idea".

"El libro tiene un elemento crítico y aparece con toda honradez", afirmó Pérez Henares, que denuncia sobre todo la proliferación de "camarillas endogámicas" que ponen el peligro "la más maravillosa idea sobre la juventud española".

El autor reveló que hoy mismo recibió la llamada de Miguel de la Quadra Salcedo que, pese a confesarle que aún no había leído el libro, le transmitió su enhorabuena "porque sí que le había echado un vistazo" y varias personas le habían comentado que se trataba de una obra "cabal y documentada". Pérez Henares definió al fundador de la Ruta Quetzal como un hombre "excesivo en todo". "Como todo hombre grande tiene esa grandeza para todo y si alguna vez mete la pata la mete también a lo grande", señaló. Una admiración que no evita la crítica a De la Quadra Salcedo y a los "serios problemas" que acucian a la ruta y que han hecho que "gente muy valiosa haya ido abandonándola poco a poco harta de esta camarilla que no está en la Ruta para dar sino para pillar".