5 de junio de 2007

Iberoamérica.-El BID ahorró un 9% de energía y agua a lo largo del año pasado, según su 'Informe de Sostenibilidad 2006'

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) redujo el año pasado su consumo de energía y agua en un 9% en su sede en Washington (Estados Unidos), según se desprende de su 'Informe de Sostenibilidad 2006', disponible en inglés y en español.

El Informe se ha editado en formato electrónico --se puede consultar en la web 'www.iadb.org/sds/reports/sustainability2006'-- lo que supone importantes beneficios medioambientales.

En el prólogo del documento, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, puntualiza que para esta entidad "la sostenibilidad significa promover un desarrollo que sea equitativo y sostenible tanto en lo social como en lo ambiental". "Es asimismo un concepto que enmarca el trabajo del Banco en materia de crecimiento económico y reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe", prosigue.

Moreno apuesta por diseñar "nuevos modelos y productos empresariales que incorporen nuestra conciencia cada vez más profunda sobre el bienestar ambiental y social", y recuerda que el objetivo de esta entidad es el de convertirse en "agente de cambio real en la vida de los pueblos de América Latina y el Caribe y fortalecer su capacidad de fomentar un desarrollo ambiental y socialmente sostenible e inclusivo".

El Informe se divide en cuatro secciones, una más que en la primera edición del año 2005. En la primera --'Fortalecimiento de estrategias, políticas y alianzas para la sostenibilidad'-- se analizan las políticas, planes de acción y alianzas relacionadas con la sostenibilidad que el BID lleva a cabo mientras que la segunda --'Integración de la sostenibilidad, rendición de cuentas e integridad'-- detalla cómo las inversiones contribuyen "a un crecimiento económico equitativo y sostenible, a la reducción de la pobreza y al desarrollo social".

La tercera parte --'Promoción de la sostenibilidad en las operaciones del sector público'-- realiza un balance sobre las actividades del BID y la cuarta --'Inversiones responsables para el desarrollo del sector privado''-- constata que la asistencia técnica prestada está en sintonía con las necesidades y culturas de los pueblos.

ESTANDARES DE SOSTENIBILIDAD.

Respecto al cumplimiento de los estándares de sostenibilidad dentro del Banco, el Informe detalla que el BID ahorró un 9% de energía y agua a lo largo de 2006 en su sede de Estados Unidos, al mismo tiempo que realizó el primer inventario de gases de efecto invernadero.

En el capítulo de proyectos, el documento recuerda que el Banco puso en marcha la 'Iniciativa de energía sostenible y cambio climático', diseñada para ampliar la escala de las inversiones en proyectos dirigidos a reducir la dependencia energética de la región y promover la eficiencia en este campo.

También destaca el proyecto 'Oportunidades para la mayoría', ideado para proporcionar al mayor número de habitantes de la zona servicios que impliquen una mejora en sus condiciones de vida.

Asimismo, el Informe recuerda la aprobación de una nueva política de Medio Ambiente, con la cual "se consolidan una serie de salvaguardias ambientales que concuerdan con las buenas prácticas que aplican las instituciones financieras internacionales públicas y privadas".

Por otro lado, durante 2006 se lanzó una estrategia relacionada con el desarrollo de los pueblos indígenas, fruto de un periodo de consulta de dos años con entidades gubernamentales y representantes de organizaciones indígenas; y se implantó un nuevo Código Ético entre los trabajadores del BID. Además, el Banco colaboró con varios países en la preparación de evaluaciones ambientales y estableció un 'Fondo fiduciario de prevención de desastres'.

En el capítulo de inversiones, se aprobaron 19 préstamos ambientales por un total de 538 millones de dólares (394 millones de euros) mientras que en el capítulo de igualdad de género los préstamos alcanzaron la cifra de 160 millones de dólares (118 millones de euros).

Pueblos indígenas (125 millones de dólares, 92 millones de euros), discapacitados (765.000 dólares, más de 560.000 euros) y enfermos de sida (583.340 dólares, más de 430.000 euros) fueron los restantes colectivos que se beneficiaron de las inversiones del BID el pasado año.