Iberoamérica consumirá un 80% más de energía en 2030

Más de 21 millones de personas siguen sin tener acceso a la energía en Iberoamérica

Iberoamérica consumirá un 80% más de energía en 2030
13 de octubre de 2018 PIXNIO

MADRID, 13 Oct. (Notimérica) -

Iberoamérica es una de las regiones del mundo que más cambios está experimentando en términos energéticos. Uno de los grandes motores que está incentivando estos cambios es el incesante crecimiento de población que el territorio experimenta actualmente.

Se estima que para el año 2030 el consumo de energía en América Latina y el Caribe habrá crecido un 80 por ciento. Para hacer frente a esta demanda energética la única solución que garantiza la sostenibilidad es el incremento de las energías renovables en la región.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), una cuarta parte de la matriz enérgica --total de energía disponible-- depende hoy en día de fuentes renovables, por lo que aún queda un gran camino para sustituir de forma totalitaria el petróleo, principal fuente de energía hasta el momento.

Sin embargo, el mayor problema en Iberoamérica no es el colapso de la extracción del petróleo o la penetración de las energías renovables, sino la cantidad de personas que siguen sin tener acceso directo a la corriente eléctrica, en total 21,8 millones de habitantes.

Además, a este problema se suma el hecho de que una vez que se consigue la implantación de una red eléctrica, el precio de las tarifas no es accesible para todo el conjunto de la población, sobre todo para aquellos que viven en las zonas rurales. Por ello, se abre una brecha discriminatoria entre aquellos que son capaces de pagar el alto precio de la electricidad y aquellos que no lo son.

CHILE

Chile es el país iberoamericano que lidera la región en términos de energía ya que prácticamente el 100 por ciento de su población tiene acceso a ella. Una de las áreas en las que más destaca la implantación de este tipo de energías es el transporte público.

A finales de 2018 se potenciará la flota de la empresa Transantiago con la puesta en marcha de 200 nuevos autobuses eléctricos en Santiago de Chile. De este modo, el gobierno del país pretende combatir la alta contaminación de la capital al mismo tiempo que incentiva la inversión de nuevos empresarios en su red de transporte.

OTROS PAÍSES DE LA REGIÓN

La necesidad de incentivar el uso de las energías renovables es algo que no escapa a ningún gobierno de la región iberoamericana. De hecho, la mayoría de naciones están llevando a cabo diferentes planes de acción para intentar reducir el uso de las fuentes de energía que incrementan la contaminación y la emisión de 'gases efecto invernadero', como los combustibles fósiles.

A modo de ejemplo, Uruguay cuenta con el primer aeropuerto que tiene un sistema propio de generación energética gracias a su reciente implantación de 1.540 panales fotovoltaicos. Por su parte, Perú es uno de las naciones con mayor potencial hidroeléctrico de la región y Costa Rica cumplió en 2017 su primer año como dependiente al 100 por cien de generación eléctrica a partir de fuentes renovables durante 300 días.

En México, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, incluyó dentro su campaña electoral la idea de garantizar el derecho al agua de todos los mexicanos, así como su propósito de reforzar las medidas de conservación de las aguas naturales del país.

Colombia todavía tiene que realizar grandes mejoras en este ámbito. De acuerdo con la presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen), Ángela Montoya, Colombia ha comenzado a utilizar las energías renovables muy tarde en comparación con otros países iberoamericanos.