17 de mayo de 2006

Iberoamérica.- Desmantelada una banda a la que pertenecía uno de los narcotraficantes más buscados del mundo

BOGOTÁ, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Antinarcóticos de Colombia, en coordinación con la Oficina Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y autoridades de varios países, desarticuló hoy una red internacional de narcotráfico, a la cual pertenecía Pablo Rayo Montaño, uno los 42 traficantes de droga más buscados en todo el mundo.

Rayo se encontraba huido de la justicia en Brasil, ya que en 1996 la Fiscalía colombiana expidió una orden de captura en su contra. Tras ser juzgado en Panamá por enriquecimiento ilícito, huyó en un buque pesquero hace tres años, fecha en que las autoridades perdieron su pista.

Según informa la Administración colombiana, el poder económico de Rayo está representado por grandes negocios, tres islas en la costa de Panamá, 70 millones de dólares en propiedades tales como galerías de arte, tiendas de pesca y yates, empresas pesqueras y propiedad horizontal en Colombia, Panamá, Estados Unidos, Brasil y varios países europeos.

En las operaciones fueron arrestadas 39 personas, de las cuales 26 tienen solicitud de extradición por los Estados Unidos. En Cartagena, Cali, Riohacha y Bogotá se efectuaron 22 registros domiciliarios que permitieron la detención de 14 personas requeridas por delitos de narcotráfico y blanqueo de dinero. Asimismo, seis personas fueron capturadas en Estados Unidos, 11 en Brasil, siete en Panamá y una en Costa Rica.

DECOMISADOS 982.500 EUROS

Según explicó el director de la Policía Antinarcóticos, general Alirio Barón, la labor de estas personas era transportar a los mercados internacionales más de 70 toneladas de cocaína, "47 de las cuales están debidamente documentadas con operaciones que han realizado las autoridades colombianas en los últimos tres años".

Durante las operaciones se decomisaron 312.000 dólares (245.000 euros) y se intervinieron ocho vehículos en Bogotá y Cali. Un total de 88 millones de pesos (28.300 euros) y 3.200 dólares (2.500 euros) se confiscaron en Maicao. En Brasil se encontraron obras de arte de gran valor económico, mientras que en Panamá y Miami se decomisaron 900.000 dólares (706.700 euros).

La operación, resultado de tres años de labores, fue liderada por las autoridades colombianas y en coordinación con las agencias de seguridad de Brasil, Panamá, Ecuador, Costa Rica, Argentina, México, Venezuela, España y Estados Unidos, y participaron 19 oficinas de la DEA.