10 de enero de 2006

Iberoamérica.- Greenpeace Argentina propone a Medio Ambiente de Uruguay la suspensión de las obras de las papeleras

Ambos países continuan con las disputas sobre su instalación, aunque parece que los contactos se suceden y podría producirse una "tregua"

MONTEVIDEO, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director político de Greenpeace Argentina, Juan Carlos Villalonga pidió a la responsable de Medio Ambiente uruguaya, Alicia Torres, la "inmediata suspensión" de los dos proyectos de construcción de plantas de celulosa sobre el Río Uruguay, en el municipio de Fray Bentos, provincia de Entre Rios, durante un encuentro que ambos mantuvieron hace unos días.

En una entrevista concedida este fin de semana al diario 'El Espectador', Villalonga explicó que lo que la ONG propone concretamente es la paralización de las obras y la elaboración de un documento común entre Argentina y Uruguay --los dos países afectados por estos proyectos al compartir el río donde se ubicarán--, para fijar los parámetros y estándares de producción de cualquier planta de celulosa que desee instalarse en la región.

Villalonga considera que el problema afecta a los dos países, por lo que la comisión binacional creada a tal efecto se debería tomar "al menos seis meses" en la elaboración de este documento para evitar repetir los errores cometidos en países como Chile o Brasil.

"No proponemos que las plantas no se instalen, pero sí que se cumpla con ciertos requisitos para proteger el Medio Ambiente", aclaró el ecologista.

"Tiene que haber un plan de producción limpia, hay que ver toda la cadena productiva y estudiar como se puede mejorar, desde las plantaciones al consumo" y agregó que "hay que lograr un circuito cerrado, de cero descargas, tanto liquidas como gaseosas", y que para que esto suceda la producción debe estar "totalmente libre de cloro".

Las empresas productoras --la española ENCE y la finlandesa Botnia--, "insisten que esto no es posible porque la calidad del papel obtenido con esta forma de producción es muy inferior", pero Villalonga cree que "se pueden lograr papeles de calidad con este tipo de tecnología" y que para el consumidor "no habría diferencia".

PROPUESTA VALIDA

La respuesta obtenida por parte de la directora de Medio Ambiente fue que la propuesta de la ONG era "válida" y se iba analizar, pero que están "muy comprometidos" con estos proyectos, por lo que se podría analizar "ya a partir de próximas iniciativas que se quieran instalar".

En cuanto a los cortes de carreteras que se está produciendo, y que continuarán, según las organizaciones ecologistas, Villalonga señaló que, si bien Greenpeace no los comparte ni participa en ellos, porque, según sus palabras, "si impedimos algo vamos a impedir a quien queremos impedir", reconoce que son "muy efectivos" para hacerse escuchar y llamar la atención de los medios.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Reinaldo Gargano, sostuvo ayer que no tiene aún confirmado un posible encuentro entre el presidente de la República, Tabaré Vázquez y su homólogo argentino, Néstor Kirchner, para intentar superar las diferencias entre ambos países por la instalación de las dos plantas de celulosa en Fray Bentos.

El próximo día 22 asumirá la presidencia de Bolivia el líder del Partido al Socialismo (MAS) Evo Morales. El presidente Vázquez ya ha confirmado su presencia en el acto de toma de posesión, al igual que el primer mandatario argentino, lo que hacía suponer que en la agenda de ambos mandatarios podría preverse la realización de este encuentro.

En declaraciones a este Diario, Gargano recordó que son las cancillería de ambas márgenes del Río las que "están en permanente contacto" por el tema de las plantas de celulosa, a la vez que no confirmó que el presidente Vázquez hubiese solicitado a Néstor Kirchner concretar un encuentro en Bolivia, ni que éste llegue a materializarse. Según dijo, las diferencias "están tratándose con cautela por ambas partes".

En este sentido, hay que recordar que el pasado martes día 3 el matutino bonaerense, 'Ámbito Financiero', publicó un artículo en el que se anunciaba una "tregua" entre ambos países, informando de que las cancillerías de Uruguay y Argentina estarían negociando una "tregua" en relación a su lucha por la instalación de las papeleras.

Si bien los datos no fueron confirmados por representantes de ninguno de los dos Gobiernos, según fuentes cercanas citadas por esta publicación, se habría producido un contacto telefónico entre funcionarios de las dos Administraciones con el fin de "bajar el tono en la disputa bilateral por la radicación de las dos plantas de celulosa".