12 de noviembre de 2019

Iberoamérica.- El hambre aumenta en América Latina y el Caribe y afecta ya a 42,5 millones de personas

La obesidad se ha triplicado en la región desde 1975, con uno de cada cuatro adultos afectados

Iberoamérica.- El hambre aumenta en América Latina y el Caribe y afecta ya a 42,5 millones de personas
Niños mirando las protestas en Haití - REUTERS / ANDRES MARTINEZ CASARES - ARCHIVO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El hambre sigue siendo una constante en América Latina y el Caribe, donde ya hay 42,5 millones de personas afectadas por la falta de alimentos básicos, según un informe de Naciones Unidas que alerta también de un crecimiento en la prevalencia de la obesidad, que ya afecta a uno de cada cuatro adultos en la región.

El 'Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional' evidencia una nueva subida del nivel del hambre en América Latina, con 4,5 millones de nuevos afectados desde 2014. El dato de 2018 es de 42,5 millones, el peor de la última década, y confirma una subida que ronda ya el 11 por ciento en apenas cuatro años.

Haití, con un nivel de subalimentación del 49,3 por ciento, encabeza la lista negra y se confirma como el país con menos recursos de la región, seguido de Bolivia y Nicaragua, donde el dato ronda el 17 por ciento.

La región, sin embargo, tiene menores tasas de subalimentación que la media mundial --6,5 por ciento frente al 10,8 por ciento--, desnutrición crónica infantil --9 por ciento frente al 21,9 por ciento-- y desnutrición aguda infantil (1,3 por ciento frente al 7,3 por ciento), según el informe, elaborado por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Panamericana de Salud (OPS).

En el otro lado de la balanza se sitúa una obesidad derivada de entornos alimentarios poco saludables y que se hace especialmente palpable entre familias pobres y en la zona del Caribe. El porcentaje de adultos obesos en este área se ha cuadruplicado desde 1975, hasta el 25 por ciento, y en términos absolutos hay ya 760.000 personas afectadas.

La región empeora la media mundial en la mayoría de los indicadores de malnutrición relacionados a la ingesta excesiva de calorías: el sobrepeso se ha duplicado desde la década de los setenta y afecta al 59,5 por ciento de los adultos, mientras que a nivel global el dato es 20 puntos inferior.

Cada año, unas 600.000 personas mueren en América Latina y el Caribe por enfermedades relacionadas con la mala alimentación, como por ejemplo diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, según el estudio.

El representante regional de la FAO, Julio Berdegué, ha advertido en un comunicado de que el "explosivo" aumento de la obesidad "no solo tiene enormes costes económicos, sino que amenaza la vida de cientos de miles de personas". En este sentido, el director del PMA para la zona, Miguel Barreto, ha recordado que obesidad y hambre "son dos caras de la malnutrición".

CAMBIO DE ENTORNOS Y HÁBITOS

El informe aboga por promover entornos alimentarios más saludables mediante impuestos e incentivos fiscales que favorezcan una alimentación adecuada, sistemas de protección social, programas de alimentación escolar y la regulación de la publicidad y de la comercialización de alimentos.

No en vano, las ventas de productos ultraprocesados son las que más crecen en América Latina. Entre los años 2000 y 2013, el consumo de productos ultraprocesados creció más de 25 por ciento y el consumo de comida rápida se disparó casi un 40 por ciento, según Naciones Unidas.

La directora de la OPS, Carissa F. Etienne, ha instado a "evitar que los niños sufran las consecuencias de la mala alimentación en su salud y en su calidad de vida futura", para lo cual ve necesario "el compromiso de toda la sociedad" y políticas públicas que "regulen los productos alimenticios malsanos, creen entornos propicios para la actividad física y promuevan la alimentación saludable en la escuela y en la mesa familiar".

En esta línea, el responsable regional de UNICEF, Bernt Aasen, ha advertido de que "demasiados niños y niñas comen muy poca comida saludable y demasiada comida procesada". "Casi uno de cada cinco niños y niñas menores de 5 años están desnutridos o tiene sobrepeso, lo que les impide crecer bien", ha reclamado.

La ONU pide que la comida saludable esté disponible y sea asequible para todas las familias, especialmente las más vulnerables. Pide, además, que se mejore el sistema de etiquetado de alimentos con sistemas de advertencia nutricional, se garantice la inocuidad y calidad de los alimentos comercializados en la calle, y se reformule la composición de ciertos productos para garantizar su aporte nutricional.

Al menos 13 países de la región ya han adoptado medidas fiscales y de carácter social que buscan favorecer una alimentación saludable, mientras que Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Perú, Panamá y Uruguay han mejorado la regulación sobre publicidad de alimentos. Chile, Ecuador, Perú y Uruguay, entre otros países, han puesto en marcha leyes de etiquetados.

Contador

Lo más leído en Sociedad