29 de abril de 2006

Iberoamérica.- La ONU denuncia que 8,8 millones de niños menores de cinco años sufren desnutrición en América Latina

NUEVA YORK, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La desnutrición infantil crónica en América Latina y el Caribe aún afecta a 8,8 millones de niños menores de 5 años, es decir, el 16% de la población de esa edad, según datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM).

Un estudio de estos organismos de la ONU destaca que esta situación es particularmente grave en los países centroamericanos y andinos, y advierte de que podría impedir el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que incluye la reducción a la mitad del hambre y la pobreza extrema para el 2015.

El informe, basado en los resultados de un programa de cooperación técnica entre el PAM y la CEPAL, señala que el estado nutricional en la región es un indicador más de las desigualdades sociales y es causa y consecuencia de la pobreza. Así, mientras la producción de bienes e insumos alimentarios triplica los requerimientos energéticos de la población, 53 millones de personas tienen un acceso insuficiente a los alimentos.

Según el documento, en la región los grupos más vulnerables al hambre y la desnutrición son los pobres que viven en los sectores rurales, los indígenas o afrodescendientes, y los que tienen bajo nivel educacional y bajo acceso a agua potable y alcantarillado.

Asimismo, dado que la desnutrición produce efectos en la salud, la educación y productividad, se convierte en uno de los principales mecanismos de transmisión intergeneracional de la pobreza y la desigualdad. Los expertos de la CEPAL subrayan que una pobre alimentación en los niños menores de 5 años incrementa su riesgo de muerte, inhibe su desarrollo cognitivo y afecta a su estado de salud de por vida.