18 de diciembre de 2015

Imputan a la titular de Madres de Plaza de Mayo por "incitar a la violencia colectiva"

BUENOS AIRES, 18 Dic. (Notimérica) -

La presidenta de la asociación argentina Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, ha sido denunciada por incitación a la violencia colectiva por su llamamiento a "resistir y confrontar" el gobierno del nuevo presidente argentino, Mauricio Macri.

El fiscal federal Carlos Stornelli ha denunciado a la presidenta de la asociación Madres de Plaza de Mayo por considerar que incita a la violencia colectiva tras convocar una marcha de resistencia al Gobierno de Mauricio Macri.

Stornerlli le solicitó al juez tomar las pruebas correspondientes de las afirmaciones de Bonafini, decidiendo de esta forma si habrá o no una cita a los tribunales argentinos.

El fiscal abrió formalmente una causa para investigar a Hebe de Bonafini después de que el abogado Guillermo Fanego asegurase que la titular había realizado los delitos de "incitación a la violencia colectiva".

"Nosotros dejamos las Marchas de la Resistencia cuando no estaba más el enemigo en la Casa de Gobierno. Néstor era nuestro amigo, por eso las dejamos. Pero ahora que volvió el enemigo hacemos esta marcha para que el viernes 11, cuando venga a la Casa de Gobierno, nos encuentre aquí, al pueblo marchando, repudiando su presencia y a ellos", dijo Bonafini a finales de noviembre, días antes de que Macri asumiera el poder.

"Nosotros votamos el proyecto de Néstor y Cristina y no a Macri, por eso tenemos derecho de estar en esta plaza. Si tenemos que volver a hacer todo lo que hicimos en los gobiernos de (Carlos) Menem y (Fernando) De la Rúa , lo vamos a hacer", sentenció.

En su denuncia, Fanego consideró que "la incitación a causar daños e impedir el normal desarrollo de las instituciones de la República excede la razonabilidad de la acción política y es contraria a la vida democrática y respetuosa de los derechos en la que queremos desarrollarnos", según recoge el diario argentino 'La Nación'.

La incitación a la violencia contempla una pena de entre tres y seis años de prisión.

La asociación Madres de Plaza de Mayo, que ha sido reconocida en multitud de foros internacionales por su sentido de los Derechos Humanos y la búsqueda de restauración y Justicia, es considerada un ejemplo de plataforma a nivel mundial.