5 de marzo de 2016

Jesse y Joy: "Queremos exhortar a todos los latinos de EEUU a que ejerzan su derecho"

Jesse y Joy: "Queremos exhortar a todos los latinos de EEUU a que ejerzan su derecho"
NOTIMÉRICA

MADRID, 5 Mar. (Notimérica) -

Hace diez años, Jesse y Joy, dos hermanos mexicanos, decidieron dedicarse profesionalmente a su verdadera vocación, la música, que descubrieron cuando eran niños, mientras jugaban en la iglesia con los instrumentos del coro. Hoy son uno de los duetos latinos más conocidos del panorama musical.

De padre mexicano y madre norteamericana, ambos coinciden en que su música es el resultado de "esa biculturalidad" con la que se han criado. Estos artistas comenzaron en esta aventura muy jóvenes, Jesse con 18 y Joy con 15 años, y ya han grabado cinco discos y han ganado cinco premios Grammy Latino.

Su último disco 'Un Besito Más', lanzado el pasado mes de diciembre, es un proyecto muy personal, que cuenta con grandes colaboraciones y que se está convirtiendo en todo un éxito. Ambos han confesado en una entrevista con Notimérica que el hecho de ser hermanos no es un inconveniente ya que "la unión hace la fuerza".

P: Empezasteis a cantar en una iglesia, ¿fue ahí donde descubristeis vuestra vocación musical?

Joy: Nuestro padre era teólogo y también estaba a cargo de una congregación, por lo que desde pequeños íbamos a la iglesia todos los domingos. Cuando terminaba el sermón nos escapábamos para ir a jugar con los instrumentos, que casi nuca nos dejaban.

Cuando empezamos a componer, Jesse tenía 18 y yo 15, nuestros padres querían que presumiéramos de nuestras canciones, pero claro a nosotros nos daba un poco de vergüenza cantar en la iglesia, porque en nuestras letras no hablamos de temas de Dios ni de religión.

Pero lo que sí es cierto es que nuestras canciones las hemos escrito siempre desde un punto de vista de amor universal, un amor que se pueda dedicar de una madre a un hijo, una pareja o una amistad. Creo que eso fue lo que vieron nuestros padres. Por eso, alguna que otra vez hemos cantado en la iglesia.

Jesse: Es lindo saber que han hecho versiones de nuestras canciones tanto en iglesias como en una discoteca, es bonito cuando la música no tiene esa frontera.

P: En vuestra música hay mucho de pop latino, pero también de pop rock e incluso de folk, ¿cómo os definiríais vosotros, con qué estilo os identificáis más?

Jesse: Creo que con este disco precisamente se nos complica más definir nuestro estilo, ya que siendo hijos de madre norteamericana y padre mexicano, hemos crecido con dos culturas que están muy presentes en lo que somos y en la música que hacemos.

Además, también nos ha influenciado mucho el hecho de haber estado visitando, conociendo, girando. Hay un poco de folk, de latino, de rock... no sabría cómo definirlo. Yo creo que cuando la gente defina nuestro estilo como 'Jesse y Joy' sabremos que algo habremos hecho bien.

P: ¿Cuáles son las figuras musicales que más os han influenciado, cuáles son vuestros referentes? ¿En quién os inspiráis cuando componéis?

Joy: Nuestro padre era mexicano y nuestra madre norteamericana, entonces la música con la que nosotros crecimos es muy diferente por ambos lados. Por parte de nuestro padre escuchábamos muchos boleros, Pedro Infante y Tres Reyes, y por parte de nuestra madre, a Carole King, James Taylor o Johnny Cash. Pero no fue hasta que no crecimos cuando empezamos a escuchar la música que nosotros elegíamos.

Además entre Jesse y yo, creo que también tenemos gustos musicales diferentes pero nos complementamos. A mi me gusta mucho Coldplay Sarah McLachlan, y también me gusta mucho la música navideña, creo que es algo que escucho durante todo el año aunque nunca lo digo.

Creo que para hacer este disco en general han sido diez años en los que la gente nos ha regalado la oportunidad de recorrer muchos países y conocer a muchas personas de diferentes culturas, y a la hora de hacer música, no sólo se expresa esta biculturalidad con la que nosotros hemos crecido, sino que también ya empiezan a asomarse todos estos lugares que hemos pisado.

Precisamente aquí en Madrid, nació el tema 'Muera de amor' que forma parte de este último disco, que en un principio cuando la escribimos iba a ser para un artista que estaba grabando, pero a medida que íbamos dando forma a la canción nos gustaba más. Por lo que al final decidimos quedárnosla e incorporarla a 'Un Besito Más'.

De pronto por Centroamérica y Sudamérica empezaron a nacer más canciones, y creo que a la hora de estar viajando vas conociendo diferentes sabores e ingredientes. Es como si fuéramos chefs, nuestra música siempre tendrá nuestro sabor pero también traemos nuevos condimentos a nuestra cocina, que hace que nuestros temas sean más ricos y con más contrastes.

P: La canción 'Un Besito Más', título que habéis puesto al disco, es un tema muy importante para vosotros, ¿qué historia hay detrás de ella?

Jesse: 'Un Besito Más' es la canción que elegimos para dar nombre al disco, y la escribimos en memoria de nuestro padre, que el pasado diciembre se cumplieron dos años de su fallecimiento. Y nosotros somos una banda que nació en el salón de nuestra casa, en familia. Nuestro padre siempre nos hacía sugerencias cuando componíamos, y nosotros escribimos de todo, cómo sintamos.

La pérdida de un familiar tan cercano, nos impulsó de alguna manera a componer esta canción, estábamos haciendo un descanso en la gira del año pasado, era diciembre y yo alquilé una casa en las Bahamas para pasar las vacaciones con mi mujer y mis hijas, pero de pronto pasó lo de mi padre y nos reunimos todos ahí para recordarlo, reír, llorar, pero juntos y en familia.

Joy: Curiosamente empezamos a trabajar a los 18 y 21 e hicimos nuestras vidas un poco por separado, y cuando sucede esto hacía muchos años que no estábamos todos bajo el mismo techo como familia, entonces mi hermano se prestó para que en este trago amargo estuviéramos todos en familia, por unas cuantas semanas.

Jesse: En medio de todo esto, yo ya había empezado una melodía que sonaba una y otra vez en mi cabeza, y me la imaginaba como una canción de la época de la revolución, y se la enseñé a mi hermana. Empezamos a escribirla e hicimos una canción de mucho amor y mucha esperanza, aunque también de dolor, a cerca de una persona que extrañas y que te guarda un besito más para cuando lo vuelas a ver.

Nosotros tenemos una gran amistad con Juan Luis Guerra, y ya llevábamos tiempo queriendo hacer algo juntos, queríamos que esa colaboración fuera algo especial. La mandamos dos canciones para ver un poco la línea de la colaboración, y justo durante esas vacaciones pasó lo de nuestro padre, por lo que mandamos también 'Un Besito Más', y él eligió esta canción.

Aunque mi padre no fue fan de su música, siempre sintió un gran respeto y admiración por Juan Luis Guerra.

Produjimos la canción en Santo Domingo, en el estudio de Juan Luis Guerra, fue algo muy bonito porque al final esta canción ha sido algo muy especial por partida doble, una persona como él ha formado parte de un tema tan personal y directo como este, ha sido como la guinda del pastel.