30 de diciembre de 2015

El joven Ethan Couch, acusado de matar a cuatro personas, consigue retrasar su extradición

NUEVA YORK, 30 Dic. (Notimérica) -

Ethan Couch, un joven de 18 años de Texas que cumplía libertad condicional por matar a cuatro personas cuando conducía ebrio, ha conseguido retrasar su extradición desde México, donde fue detenido este martes acusado de quebrantar su libertad condicional.

Couch desapareció este mes de diciembre después de protagonizar durante dos años uno de los juicios más polémicos en Estados Unidos. Un psicólogo de la defensa alegó que la acaudalada familia del joven nunca le había puesto límites y por ello padecía 'affluenza' ('opulencia') o, en otras palabras, 'mal del niño rico'.

Este martes el joven fue detenido en Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, México junto a su madre, que fue reportada como desaparecida después de la huída de su hijo y que se sospechaba que estaba ayudándole.

Los abogados de Couch han logrado retrasar por tres días la deportación del joven. La medida sólo se le aplicará a él, mientras que se espera que su madre, Tonya Couch, vuele a Houston esta tarde, según ha informado un oficial de la aduana mexicana a ABC News.

HUYENDO DEL LUJO.

Para no levantar sospechas, tanto el joven como su madre decidieron evitar en los últimos días un estilo de vida ostentoso en México.

La pareja fugitiva optó por un modesto apartamento y mantuvo un perfil bajo, mientras que la madre al menos una vez usó unnombre falso, según dijeron personas que los vieron, informa Reuters.

Couch y su madre fueron vistos revisando precios en una carnicería cercana, comiendo en un restaurante de comida típica local y paseando un perro durante el breve periodo que permanecieron en una habitación doble en el segundo piso de su apartamento.

"Ella era muy normal, muy calmada, no hablaba mucho", ha explicado Ramón Hernández, un camarero que le sirvió comida a la madre del joven un par de veces.

EL ACCIDENTE

La noche del 15 de junio de 2013, una madre y su hija, Hollie Boyles y Shelby, salieron de su casa para ayudar a Breanna Mitchell, cuya camioneta había sufrido un accidente y se encontrada varada en la orilla de la carretera. Brian Jennings, un pastor de jóvenes que pesaba por el lugar, también se detuvo para ayudar.

Couch conducía una camioneta después de haber robado cerveza con unos amigos en un Walmart. Su coche se estrelló contra ellos y los mató a todos.

El accidente lanzó a dos de los pasajeros que iban en la parte trasera de la camioneta y ambos resultaron heridos graves. Couch también chocó contra un vehículo que se encontraba aparcado y que se desplazó e impactó con otro coche que circulaba en dirección opuesta.

Tres horas después del accidente, según las pruebas, el nivel de alcohol en la sangre de Couch era de 0,24, tres veces más que el límite permitido.

Después de que el joven se enfrentara a un juicio y consiguiera 10 años de libertad condicional, las familias de sus víctimas lamentaron que a pesar de la gravedad de los hechos Couch hubiese obtenido fácilmente una condena favorable.

Para leer más