Juan Rulfo, el escritor mexicano que creaba ficciones y fotografiaba realidades

  • Juan Rulfo, el escritor mexicano que creaba ficciones y fotografiaba realidades
< 16 de mayo de 2018 WIKIMEDIA

   CIUDAD DE MÉXICO, 16 May. (Notimérica) -

   A la crítica literaria le compete "desentrañar el o los significados ocultos bajo la superficie del texto", o lo que es lo mismo: establecer una relación de dependencia entre el texto literario y la realidad. 'Pedro Páramo' sigue siendo un gran desconocido para muchos y la única novela de Juan Rulfo, quien sigue abriendo debates sin cerrarlos nunca definitivamente.

   Nació en una pequeña ciudad de México hace 101 años. Juan Rulfo es uno de los escritores hispanoamericanos más notables y profundos a pesar de que su obra total apenas llegue a las 300 páginas, las cuales solo constituyen una novela y una veintena de cuentos y textos breves.

   Su visión del mundo, desestructurada y con personajes infinitos, fueron productos irrepetibles y casi producto del azar. La mala suerte de ser huérfano le llevo a vivir con su abuela durante la rebelión de los cristeros y el sacerdote, quien queriendo salvar la biblioteca parroquial le confío los libros en su casa. Juan Rulfo convirtió sus espacios en blanco en el momento ideal de lectura. Esto le enseñó a divertirse leyendo sin descanso y a acelerar su imaginación.      

   Sus dos libros publicados salieron a la luz en los años 50: una recopilación de sus cuentos, 'El llano en llamas', y la novela 'Pedro Páramo'. Sin embargo, la novela breve 'El gallo de oro' (publicada en 1980, si bien escrita en 1956) ocupa un lugar marginal en su producción, aunque interesó al cine antes que a la literatura, puesto que fue adaptada en 1964 a ese género por dos escritores más que reconocidos: Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez.

   El mundo descrito por Rulfo es netamente campesino y rural en el que "la vida vale poco y la muerte es la ley". Con admirable sencillez y precisión Rulfo juega con el tiempo, los relatos paralelos y la voz colectiva en lugar de la voz individual.

   Consagrado como uno de los padres de la actual narrativa, hasta el mismísimo Jorge Luis Borges describió su novela 'Pedro Páramo' como "una de las mejores novelas de las literaturas hispánicas, y aun de la literatura".

   Fueron tantas las reacciones periodísticas y las notas necrológicas que se publicaron después de la muerte el 7 de enero de 1989 de Juan Rulfo que con ellas se elaboró un libro titulado 'Los murmullos', antología periodística que gira en torno a su fallecimiento.

   La curiosidad por sus libros no cesa, su obra ha sido traducida en numerosas ocasiones y las nuevas generaciones se asoman con estupor a su realismo mágico que nunca dejará de sorprendernos.

JUAN RULFO, EL FOTÓGRAFO

   Pero además de ser reconocido mundialmente por su obra literaria, Juan Rulfo realizó numerosos trabajos como fotógrafo y en los últimos años ha generado gran interés. No se trata de una afición accidental con un legado que comprende un archivo de más de 6.000 negativos.

JUAN RULFO

   Tomaba fotos a la vez que su trayectoria literaria se desarrollaba, aunque no existe ninguna relación evidente --excepto porque sus tomas bien podrían ser los escenarios que describe en sus cuentos--.

   Además, los eruditos rulfianos han llegado ahora a un nuevo consenso: el director de la Fundación Juan Rulfo, Victor Jiménez, declaró que "él mismo dijo que cuando hacía fotos estaba conjugando la realidad, mientras que al escribir creaba ficciones". Por tanto, no queda ninguna duda de que Rulfo tuvo dos grandes pasiones, la literatura y la fotografía, las dos igual de importantes en su vida.

JUAN RULFO

   La mayor parte del trabajo fotográfico de Rulfo sucede entre 1940 y 1958. Su imaginario visual se alimentó de los viajes que hacía cuando trabajaba para la Goodrich Euzkadi. De todos esos kilómetros recorridos y carreteras olvidadas se inspiró en la arquitectura, el paisaje o en la gente de pueblo.

   Se han organizado numerosas exposiciones y ferias de arte enseñando el gran talento escondido de Juan Rulfo. Algunos expertos aseguran que el valor de su trabajo está muy por encima del mero registro documental porque sus imágenes crecen y tienen una clara intención artística que va más allá de la lógica y llega al plano más sensible.

JUAN RULFO

   El escritor aportó una visión poética a cada una de sus fotos, guardando un misterio oculto que se convertiría en realismo mágico, el mismo que inconscientemente le influenció en sus posteriores obras. Juan Rulfo tuvo varias vocaciones y es que a través de la imagen nos hizo leer otras muchas historias que a través de la palabra no pudimos conocer.