21 de marzo de 2019

La justicia chilena condena a tres militares retirados por crimenes perpetrados durante la dictadura de Pinochet

La justicia chilena condena a tres militares retirados por crimenes perpetrados durante la dictadura de Pinochet
WIKIPEDIA

SANTIAGO, 21 mar (Reuters) -

Una corte chilena ha sentenciado a diez años de prisión a tres militares retirados involucrados en un conocido crimen cometido durante los años de la dictadura militar de Augusto Pinochet contra un fotógrafo. Asimismo, otros ocho exagentes han sido condenados a tres años de cárcel como cómplices del hecho.

El juez Mario Carroza ha condenado a Julio Castañer, Iván Figueroa y Nelson Medina como autores del crimen, ocurrido en julio de 1986, contra Rodrigo Rojas de Negri, así como del homicidio frustrado de la psicóloga Carmen Gloria Quintana, un caso que ha trascendido popularmente como el caso 'Quemados'.

Según el expediente, los efectivos rociaron con combustible y prendieron fuego a ambos detenidos el 2 de julio de 1986. Luego, el entonces teniente Pedro Enrique Fernández Dittus, jefe de la patrulla militar, ordenó que los cuerpos humeantes fueran cubiertos con frazadas y subidos a uno de sus vehículos. Horas más tarde, fueron lanzados en una acequia de las afueras de Santiago, donde efectivos policiales los encontraron y trasladaron de urgencia a la posta de esta comuna.

Rojas murió cuatro días después por las heridas y las quemaduras sufridas y Quintana sobrevivió con gran parte de su cuerpo quemado. En la actualidad, Quintana es funcionaria del Gobierno de Chile desempeñándose en el cargo de agregada científica en la embajada chilena en Canadá.

Ambos habían sido detenidos a primera hora de la mañana del día 2 de julio mientras caminaban junto a un grupo de jóvenes que tenían como objetivo realizar una barricada con neumáticos para detener el tránsito en la capital chilena. El fotógrafo, que vivió su infancia exiliado junto a su familia en Estados Unidos, había regresado a su país natal para realizar fotografías e implicarse en la lucha de las Juventudes Comunistas contra Pinochet.

En la dictadura de Pinochet, entre 1973 y 1990, unas 3.000 personas murieron o fueron desaparecidas, mientras que otras 28.000 fueron víctimas de torturas, entre ellas la expresidenta Michelle Bachelet.

Para leer más