18 de septiembre de 2019

Kimberley, una joven maya guatemalteca: “Tuve que esconderme de mi padre para poder estudiar”

Kimberley, una joven maya guatemalteca: “Tuve que esconderme de mi padre para poder estudiar”
Entreculturas ha presentado este miércoles su informe anual 'Seguras para aprender en libertad' con el fin de reivindicar la importancia de la educación en libertad, especialmente el derecho de las niñas a ir a la escuelaPATRIZIA AYMERICH

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Entreculturas ha presentado este miércoles su informe anual 'Seguras para aprender en libertad' con el fin de reivindicar la importancia de la educación en libertad, especialmente el derecho de las niñas a ir a la escuela "al ser las mayores víctimas de la desigualdad y la discriminación en este ámbito", según ha señalado en rueda de prensa en Madrid la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la organización, Raquel Martín.

Es el caso de Kimberley Chivalán Zacarías, una joven indígena maya guatemalteca de la zona rural de Totonicapán, que fue obligada por su padre a abandonar tempranamente la primaria para trabajar y ayudar a cuidar a sus hermanas menores. "A los 13 años mi padre me dijo que para qué iba a estudiar si en dos años debía casarme, así es la vida en mi pueblo, las mujeres sufrimos la discriminación de no poder cumplir nuestros sueños porque debemos casarnos y tener hijos, esto me afectó mucho", ha dicho.

Chivalán, quien actualmente tiene 19 años y estudia en tercero básico o ESO, recibe clases todos los días a las 16:00 horas a través de un programa radial, así como una sesión presencial todos los jueves, además de leer y escribir de manera independiente. "He seguido estudiando a escondidas de mi padre, mi madre me apoyó cuando tomé la decisión mucho porque ella nunca pudo estudiar", ha indicado la joven que forma parte de los programas educativos de Fe y Alegría y cuyo sueño es ser locutora.

Entre otras cosas, Chivalán ha explicado que en su comunidad sus amigas de entre 15 y 17 años ya se han casado o son madres solteras, y no han podido acceder al sistema educativo, que suele ser "costoso e impagable".

Así como sus amigas, cada año, 12 millones de niñas son casadas antes de cumplir los 18 años y hay 7,3 millones de partos adolescentes, lo cual representa una de las primeras causas de abandono del colegio en el mundo, según indica el informe de Entreculturas, que destaca que 132 millones de niñas de entre 6 y 17 años no puede ir a la escuela. En todo el mundo, 262 millones de menores no asisten a la escuela, según señala Entreculturas, citando datos de ONU Mujeres.

Por su parte, la cantante Rozalén, quien viajó con Entreculturas a Guatemala y Bolivia para conocer de cerca las comunidades indígenas, ha subrayado que "la discriminación de las ciudades a los pueblos aborígenes es muy bestia".

"Es importante que le pongamos rostro a estas personas y a las mujeres que sufren la violencia, conocer su contexto, tocar la tierra, por ejemplo la casa donde vive Kim no tiene suelo, estábamos allí con las gallinas y polluelos", ha dicho. "Esta lucha es un proceso lento, pero hay que dar pasitos", ha añadido.

ESPACIO DE PROTECCIÓN Y EDUCACIÓN

La coordinadora del área de Ciudadanía de Entreculturas, Irene Ortega, ha explicado que la mayoría de los menores que no asiste a la escuela, especialmente las mujeres, se encuentra en situación de refugio, violencia, pobreza o exclusión y que los Estados deben "reivindicar la escuela como un espacio de protección y educación".

"La escuela protege del riesgo de sufrir violencia, y cuando existe, nos da la oportunidad de reconocerla y actuar rápido, así como de atender a la víctima. También da la oportunidad de que las niñas tengan sus propios recursos y que participen en los ámbitos político y social, es decir, es un motor de transformación social", ha agregado.

En este sentido, ha enfatizado que España debe encarnar "los valores de solidaridad con los que se ha comprometido" y ha pedido que "haya más inversión en acción humanitaria y en los programas de educación en emergencias, porque es una necesidad básica".

De este modo, ha solicitado recuperar en España la política pública de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) con un aporte del 0,7% de la Renta Nacional; así como destinar 8% de AOD a Educación Básica y otro 10% a Acción Humanitaria.

"En el marco jurídico de gobernanza internacional, los países deben incluir en sus planes nacionales metas y políticas especificas para proteger derechos de las niñas, incluidos en la Agenda 2030", ha añadido.

Entre las acciones que ha pedido a los gobiernos está garantizar a las niñas el derecho a la educación de calidad; incrementar la inversión en educación y eliminar los factores de discriminación; establecer indicadores específicos sobre igualdad de género y reconocimiento igualitario; firmar la Declaración sobre Escuelas Seguras y asumir las Directrices para Prevenir el Uso Militar de Escuelas y Universidades durante Conflictos Armados; impulsar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular; así como el Pacto Mundial sobre Refugiados.

Así, los representantes de Entreculturas han recordado su programa de 'La silla roja' que este año tiene como objetivo representar el lugar que las niñas deberían ocupar y las posibilidades que la educación ofrece a la infancia que sufre la mayor desigualdad.

En el encuentro han participado también el vicepresidente ejecutivo de Entreculturas, Dani Villanueva; el director del Centro de Formación Padre Piquer, Luis Alberto Rodríguez; y la intérprete de señas Beatriz Romero, quien viajó con Rozalén a Centroamérica junto con Rozalén.

Para leer más