17 de marzo de 2006

Líbano/Brasil.- La libanesa detenida en Brasil en relación con el asesinato de Hariri pide ser interrogada en este país

BEIRUT, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La libanesa detenida en Brasil la semana pasada y que presuntamente estaría relacionada con el asesinato en febrero de 2005 del ex primer ministro libanés Rafik Hariri, ha solicitado que la comisión de la ONU que investiga el asesinato la interrogue en el país latinoamericano ya que teme por su vida si es extraditada a Líbano, según indicó su abogado, Victor Mouawad, en declaraciones al diario libanés 'The Daily Star'.

Rana Qoleilat, ex ejecutiva del Banco Al Madina, "me dijo: 'si voy a ser enviada de vuelta a Líbano, preferiría que me mataran aquí primero", señaló Mouawad, que está estudiando solicitar a la comisión de la ONU que interrogue a Qoleilat en Brasil, donde se encuentra encarcelada, en lugar de en Líbano.

La mujer, que es buscada bajo la sospecha de su implicación en el asesinato de Hariri, fue trasladada el miércoles a un hospital tras un aparente intento de suicidio, pero según su abogado está "bien".

Según el jefe de la Policía de Sao Paulo, Martins Fontes, Qoleilat ha sido trasladada a una celda más segura en otra comisaría. El responsable policial negó el intento de suicidio.

Según informa el diario libanés, las autoridades brasileñas afirman que los investigadores de la ONU quieren interrogar a Qoleilat en relación con los fondos que desaparecieron del Banco Al Medina, mientras trabajaba en él y sobre la posible relación entre los fondos y el asesinato de Hariri.

Qoleilat es buscada en Líbano por fraude, blanqueo de dinero y cargos de malversación en relación con un escándalo multimillonario bancario. Líbano solicitó al Gobierno brasileño el miércoles la extradición de Qoleilat, según el ministro de Exteriores libanés, Fawzi Salloukh.

La libanesa fue detenida en Sao Paulo el domingo pasado en virtud de una orden de arresto de la Interpol. Las autoridades locales informaron de que su detención se produjo después de Qoleilat intentara sobornar a los policías para que la pusieran en libertad.