21 de mayo de 2019

Llega a Panamá la temporada de lluvias, pero la sequía continúa dañando al Canal

Llega a Panamá la temporada de lluvias, pero la sequía continúa dañando al Canal
REUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

CIUDAD DE PANAMÁ, 21 May. (Notimérica) -

La posición privilegiada de Panamá en el mapa hace que este país sea, por un lado, uno de los mayores administradores de agua y, por otro, le convierte en un engranaje clave para el comercio global gracias a su canal. Sin embargo, ya ha comenzado la temporada húmeda y no ha conseguido frenar a el temido fenómeno de 'El Niño'.

La gestión del agua de la cuenca hidrográfica es uno de los desafíos de las Autoridades del Canal de Panamá (ACP). No solo por ser el recurso básico para el tránsito de las embarcaciones, sino también porque provee de agua al 95 por ciento de las casas de las ciudades de Colón, Panamá y San Miguelito, por el momento, según indica la web oficial de esta vía interoceánica entre el Caribe y el Pacífico.

La estación seca en el país panameño transcurre desde mediados de diciembre hasta mediados de abril, pero esta última temporada las autoridades han puesto especial énfasis en las medidas para controlar el estiaje del Canal, pero aún así se han registrado niveles de agua muy bajos.

Así lo aseguró el vicepresidente de Ambiente, Agua y Energía de la ACP, Carlos Vargas, quien señaló en declaraciones a 'The New York Times' que "los últimos cinco meses han sido la temporada más seca en toda la historia del canal", manifestó.

Las restricciones que se han llevado a cabo desde el mes de febrero afectan a las grandes navieras porque van en relación al peso que estas pueden cargar para transitar durante los 75 kilómetros fluviales.

Asimismo, desde la fecha mencionada, el calado máximo establecido para los buques continua reduciéndose, lo que indica que la temporada húmeda no basta para paliar la escasez de agua. Tal es así que el próximo 28 de mayo la distancia de calado permitida será de 43 pies (13,1 metros), aproximadamente dos metros menos que el año pasado.

Respecto a esta medida, que entrará en vigor la próxima semana, Vargas señaló que también afectará a las embarcaciones de menor tamaño.

A pesar de que el vicepresidente de la ruta fluvial afirmó que las restricciones se retirarán progresivamente y los operadores del canal tienen su objetivo fijado en maximizar el almacenaje de agua para ganar ventaja en los meses más duros, la navegación de un barco le cuesta al canal la pérdida de unos 190 millones de litros y al sistema de esclusas más de 200.000 metros cúbicos de agua.

El canal no tiene la inmunidad para conseguir salvarse de 'El Niño'. Sin embargo, los recursos naturales no son los únicos que sufren los efectos directos del calentamiento global, sino que los ingresos del canal también son los principales afectados de esta adversidad climática. Tal es así que, debido a las medidas implantadas, se estiman pérdidas monetarias de unos 15 millones de dólares.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad