3 de octubre de 2014

Llegan a Sierra Leona 165 sanitarios cubanos para luchar contra el ébola

Llegan a Sierra Leona 165 sanitarios cubanos para luchar contra el ébola
GRANMA

MADRID, 3 Oct. (Reuters/EP) -

Los 62 médicos y 103 enfermeros cubanos que salieron de la isla con rumbo a Sierra Leona para ayudar a frenar el brote de ébola ya han llegado al país africano, según las autoridades locales.

El propio presidente cubano, Raúl Castro, despidió el jueves en persona en el aeropuerto de La Habana a los 165 sanitarios que "con evidente entusiasmo partieron para cumplir con el sagrado deber de salvar vidas", según ha relatado el diario oficial 'Granma'.

Los trabajadores sanitarios tienen más de quince años de experiencia y alrededor del 80 por ciento de ellos ya ha participado en alguna misión internacional en el pasado, en muchos de los casos "precisamente en el continente africano", según 'Granma'.

Para poder desarrollar su trabajo bajo la máxima seguridad, han pasado durante las dos últimas semanas un entrenamiento con expertos internacionales en un hospital de la capital cubana, centro que se especializa en enfermedades tropicales. Otros 296 médicos y enfermeros cubanos viajarán a Liberia y Guinea cuando completen su formación.

Además también ha viajado la dirección de las brigadas médicas de Liberia y Guinea, "que van como avanzada con el objetivo de crear las condiciones para la llegada de colaboradores cubanos a ambos países", también afectados por el ébola.

"Tenemos 165 profesionales de la salud muy cualificados que están aquí para ayudarnos en la lucha contra el ébola", ha dicho la ministra de Salud de Sierra Leona, Madina Rahman. "Sabemos que necesitamos tanta asistencia sanitaria y profesionales como sea posible. Ayudarán en la lucha contra la enfermedad, necesitamos más si podemos conseguir más ayuda", ha añadido.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado el estado de emergencia de salud pública internacional por un brote de ébola que ya ha dejado más de 3.300 muertos en África Occidental. Los gobiernos de Estados Unidos, China y Reino Unido ya han enviado, como Cuba, tropas y médicos en un intento de contener la enfermedad.