Manu, el niño argentino que emocionó a Griezmann, cumple su sueño con el Atlético de Madrid

Manu, el niño argentino que emocionó a Griezmann, cumple su sueño con el Atlético de Madrid
13 de noviembre de 2018 CLUB ATLÉTICO DE MADRID

   MADRID, 13 Nov. (Notimérica) -

   El pequeño argentino Manu Oppenheimer ha cumplido su sueño. Este niño, de 9 años e hincha del Atlético de Madrid, se hizo viral hace unos meses al subir un vídeo vestido con la camiseta rojiblanca practicando atletismo a pesar de que le faltan dos piernas y una mano a causa de una enfermedad bacteriana. Ahora, a viajado a Madrid para conocer al conjunto rojiblanco... y sobretodo a su estrella Antoine Grizmann.

   Su ejemplo de superación llamó la atención del futbolista galo, el gran ídolo del pequeño quien, unas semanas después, respondía con un vídeo en el que le invitaba a cruzar el Atlántico y presenciar un partido del Atlético de Madrid, lo que finalmente se produjo este fin de semana.

   Manu llegó a Madrid para asistir al encuentro de los rojiblancos ante el Athletic Club de Bilbao. Una vez en la capital, el joven argentino fue recibido por Griezmann en el hotel en el que se hospedaba, este le entregó una camiseta rojiblanca con su nombre a la espalda y firmada.

   Fue el club el que se encargó de mostrar cómo fue la estadía de Manu en Madrid, a través de un video de diez minutos subido en sus redes sociales. Allí, además de esa visita del francés, se puede ver la alegría de Manu al visitar el Wanda Metropolitano, donde lo esperaban más sorpresas.

   

   Una vez en el estadio colchonero, Manu pisó el césped, golpeó un balón sobre el verde donde juegan sus ídolos, "siento que soy un jugador de fútbol", señaló el pequeño de 9 años. Después se sentó en el banquillo y paseó por el túnel de vestuarios donde tenía personalizada su propia taquilla: con el 7, su fotografía y al lado de la del guardameta esloveno Jan Oblak.

   Más tarde llegó el momento de ver a su equipo jugar, fue un partido agónico donde los chicos de Simeone ganaron en el último suspiro gracias a un épico tanto del defensa uruguayo Diego Godín.

   Al finalizar el encuentro, Manu bajó al vestuario saludó a todos los jugadores de la primera plantilla y el entrenador argentino Simeone. "Les recomiendo a todos venir a este estadio, donde se respeta tanto a los jugadores. Es muy lindo. Aupa Atleti", concluyó el pequeño que seguirá desde la distancia apoyando y animando unos colores que siempre le han permitido seguir soñando.

Contador