11 de agosto de 2016

La 'marraqueta' en Chile deberá cambiar su receta por su alto contenido en sal

La 'marraqueta' en Chile deberá cambiar su receta por su alto contenido en sal
YOUTUBE

   SANTIAGO DE CHILE, 11 Ago. (Notimérica) -

   El ministerio de Salud chileno (MINSAL) ha decretado que el alimento por excelencia en la tradición gastronómica de Chile, la 'marraqueta', deberá cambiar su receta debido a su alto contenido en sal, ya que supone un grave peligro para la salud de las personas.

   Para no salirse de la línea de recomendaciones marcada por la Organización Mundial de Salud (OMS), el MINSAL busca modificar el producto panadero, que no puede faltar en las mesas nacionales, para reducir el consumo de sal y así reducir el alto consumo de sodio en la población.

    "Que la sal en el pan no sobrepase los 400 miligramos por cada 100 gramos". Esa es la medida del MINSAL que deja en entredicho la continuación de la 'marraqueta' --también conocida en algunas zonas como pan francés o pan batido--, el tipo de pan más consumido en el país y que necesita, precisamente, mucha sal para su elaboración.

   La Asociación de Industriales del Pan en Santiago (INDUPAN) se ha unido a una iniciativa para defender un elemento clave en las comidas chilenas, destacado por su crocancia y sabor, cualidades que justamente se perderían al ajustarlo a las exigencias de la entidad internacional.

   El presidente de INDUPAN, José Carreño, explica que, aunque intenten colaborar con las peticiones de la OMS, lo hacen "sin la colaboración de ministerios y de la comunidad científica" y que los primeros estudios demuestran que "no es posible llegar al 50 por ciento menos de sal en el producto 'marraqueta' debido a su composición", según el portal 'La Tercera'.

   "La 'marraqueta' es parte de la tradición. La panadería chilena existe por este pan, sin él no es la panadería tradicional. Si la 'marraqueta' pasa a ser como un pan de molde, algo blando, que no sea crujiente, que no tenga una miga, que no tenga un sabor característico, vamos a perder parte de nuestra identidad. Y no sólo el de los panaderos, sino de Chile", añadió.

   Este pan batido está compuesto solamente de harina, agua y sal, lo que significa que el producto obtiene la mayoría de sabor de este último ingrediente, por lo que el cambio de receta supondría acabar con su prestación como se disfruta hasta ahora.

   La INDUPAN aseguró en un comunicado que para ayudar a la comunidad, bajará el 10 por ciento de la sal inmediatamente, medida que no presentará variaciones en el producto final.

   Sin embargo, Carreño tiene la esperanza que su alimento estrella siga con los mismos ingredientes y se busquen soluciones alternativas, "el pan se va a seguir consumiendo en Chile, las panaderías van a seguir existiendo. Queremos defender nuestro producto típico. Somos conocidos en el mundo por la marraqueta, es la cultura de nuestro país", concluyó.