23 de octubre de 2015

Más de 68.000 menores solos fueron aprehendidos por EEUU en 2014

Más de 68.000 menores solos fueron aprehendidos por EEUU en 2014
POOL NEW / REUTERS

WASHINGTON, 23 Oct. (Notimérica) -

Entre el primero de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014 (año fiscal 2014 para los EEUU), la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos aprehendió un total de 68.541 niños, niñas, y adolescentes no acompañados y 68.445 familias.

Estas cifras representan un aumento del 77% en el número de llegadas de niños, niñas, y adolescentes no acompañados, y un incremento del 361% en la llegada de familias en comparación con el año fiscal 2013, según datos del informe 'Refugiados y migrantes en Estados Unidos: familias y niños no acompañados', que acaba de publicar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El informe, consultado por Notimérica, aborda la situación de familias y niños, niñas, y adolescentes no acompañados migrantes y refugiados que arriban a la frontera sur de los Estados Unidos de América.

Resalta el documento que entre los meses de mayo y junio de 2014, se produjeron algunos de los picos más altos que se hayan visto en el número de llegadas de niños y niñas no acompañados, y familias migrantes y refugiadas a los Estados Unidos.

La mayoría de las llegadas de los niños, niñas, y adolescentes no acompañados y las familias se produjeron en la frontera suroeste de los Estados Unidos, principalmente en el Valle del Río Grande en el

estado de Texas.

Los datos oficiales muestran que los cuatro principales países de origen, tanto para niños, niñas, y adolescentes no acompañados como para familias, fueron El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

La Comisión considera que esta alza drástica en el número de

llegadas demuestra el empeoramiento de la situación de derechos humanos en los principales países de origen.

PRIVACIÓN DE LIBERTAD ARBITRARIA.

La CIDH realizó la visita a la frontera sur de los Estados Unidos entre el 29 de septiembre y el 2 de octubre de 2014, en el contexto del monitoreo de la situación de los derechos humanos de las familias, y niños y niñas no acompañados, respecto de su aprehensión; detención

migratoria, en muchos casos durante largos períodos de tiempo; procedimientos migratorios; así como las deportaciones y expulsiones.

Con este fin, la Comisión visitó la zona del Valle de Río Grande, incluyendo McAllen y Harlingen, así como Karnes City y San Antonio, Texas.

De acuerdo a la información recibida, las familias para las que hay lugar en los centros de detención migratoria son privadas de la libertad de forma automática y arbitraria durante el tiempo que dura sus procedimientos migratorios, incluso en los casos en los cuales la madre ya ha superado una evaluación preliminar de asilo.

La Comisión también ha recibido información que indica que los niños, niñas y adolescentes no acompañados de origen mexicano son, en algunos casos, sujetos a devoluciones antes de ingresar en el territorio estadounidense (una práctica llamada 'turn-back') y que los funcionarios estadounidenses no logran identificar correctamente a los niños y niñas no acompañados mexicanos que puedan tener necesidades especiales de protección internacional.

DENUNCIAS DE ABUSO SEXUAL.

Con relación a todos los sub-grupos identificados en el informe, la

Comisión Interamericana expresa su preocupación sobre las denuncias de abuso sexual, físico y verbal cometido por parte de agentes fronterizos estadounidenses mientras que los niños, niñas, y familias migrantes y refugiadas se encuentran bajo custodia del Estado, así como las condiciones de detención inadecuadas en estaciones de la frontera, puertos de entrada, y centros de detención migratoria

para familias.

La Comisión también está profundamente preocupada por el procesamiento acelerado de estos grupos y la falta de acceso a asistencia legal en los procedimientos migratorios iniciados contra ellos.

En este sentido, la Comisión insta a EE UU a poner fin a su práctica de la detención migratoria automática y arbitraria de familias; a tratar a niños y niñas mexicanos no acompañados con las mismas salvaguardas y procedimientos aplicables a los niños y niñas no acompañados procedentes de países no limítrofes; y a investigar las denuncias de abusos y malos tratos perpetrados por funcionarios estadounidenses ubicados en las fronteras, y a juzgar y sancionar a

los agentes responsables cuando sea necesario.

Igualmente insta a asegurar que el principio del interés superior del niño se constituya "como principio rector de todas las decisiones" adoptadas respecto de niños y niñas, incluyendo las de los

procedimientos migratorios; y, a garantizar que niños, niñas, y familias migrantes y refugiadas gocen de las garantías del debido proceso y cuenten con asistencia legal en casos en los que la necesitan, sin costo en los casos donde no pueden cubrir los gastos por su cuenta.

Para leer más