12 de diciembre de 2016

Más de la mitad de los niños en Colombia es fruto de un embarazo no deseado

Más de la mitad de los niños en Colombia es fruto de un embarazo no deseado
REUTERS

BOGOTÁ, 12 Dic. (Colprensa/Notimérica) -

El 50,5 por ciento de los niños colombianos son producto de embarazos no deseados, según reveló la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (Ends2015), presentada este lunes por el ministro de Salud de Colombia, Alejandro Gaviria.

De la misma manera, el estudio afirma que el embarazo adolescente ha disminuido, pasando del 19,5 por ciento de madres o embarazadas con edades comprendidas entre los 15 y los 19 años en 2010 al 17,4 por ciento en 2015. Además, el acceso a métodos anticonceptivos habría mejorado en este lustro, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

Otro hallazgo importante es que en Colombia la tasa de fecundidad ha disminuido sistemáticamente de 6,7 hijos o hijas por mujer en 1967, a 2,1 en 2010. En 2015, la tasa global de fecundidad se situó en dos hijos por mujer, aunque esta cifra asciende a tres en las zonas rurales.

En comparación con la ENDS 2010, otro de los cambios más relevantes es el número de mujeres que accedieron a la educación superior en los últimos cinco años, que pasó de un 24,4 por ciento a un 33,5 por ciento.

Es así como, en relación con el nivel educativo, trabajan más mujeres con educación superior (68,9 por ciento) y aquellas con educación primaria (51,3 por ciento) mientras que la tasa de empleo es más baja entre las mujeres con educación secundaria (44 por ciento), situándose incluso por debajo de la de las mujeres sin educación (49 por ciento).

Acerca de este asunto, un dato revelador es que un siete por ciento de las mujeres dejaron la secundaria por haberse quedado embarazadas, siendo una de las principales causas de abandono escolar dentro de este género.

A rasgos generales, el 56,5 por ciento de las mujeres y el 51,6 por ciento de los hombres con edades comprendidas entre los 13 y los 49 años han terminado la secundaria. De ellos, los mayores porcentajes se dan en zona urbana (64,3 por ciento de mujeres y 60,1 por ciento de hombres), a diferencia de la zona rural, (27,1 por ciento de mujeres y 24,6 por ciento de hombres).

Otro avance importante según los resultados de la encuesta es el descenso de la mortalidad infantil. En 1990 se presentaba una tasa de 27 muertos por cada 1.000 nacimientos, una cifra que se ha ubicado en 14 en el último estudio, lo que supone una disminución del 48 por ciento en la tasa total.

A pesar de esto, el 9,8 por ciento de los niños nacidos en los últimos cinco años murió en el transcurso del primer mes de vida, el 15,8 por ciento en el primer año de vida y el 18,7 por ciento durante los cinco primeros años.

Con relación a los resultados obtenidos en la ENDS 2010, se evidencia a nivel nacional un aumento en la atención prenatal brindada por parte de personal calificado con respecto al número de visitas prenatales de control: el 92 por ciento obtuvo cuatro visitas o más en la zona urbana y el 83,7 por ciento en la zona rural.

LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO NO DENUNCIAN

En cuanto a violencia intrafamiliar, el informe destaca que únicamente el 20 por ciento de las mujeres víctimas de violencia en sus hogares lo denuncia a las autoridades. Además, el 31,9 por ciento de las mujeres de 13 a 49 años reportó violencia física.

Otro de los cambios más notorios frente al 2010 es el incremento de hogares unipersonales. En 2010 eran el 9,5 por ciento, mientras que en 2015 representaron el 11,2 por ciento, seguidos del 19,1 por ciento de hogares constituidos por dos personas, y el 23,3 por ciento de aquellos formados por tres.

La encuesta se realizó a 160.000 personas en más de 45.000 hogares de todo el país, incluyendo a 38.718 mujeres de entre 13 y 49 años y 35.783 hombres de entre 13 y 59 años.