8 de enero de 2019

La matanza de líderes sociales en Colombia no cesa en 2019

La matanza de líderes sociales en Colombia no cesa en 2019
COLPRENSA - ARCHIVO

BOGOTÁ, 8 Ene. (Notimérica) -

Una de las cosas que no han cambiado en Colombia con la entrada de un nuevo año fue el asesinato de líderes sociales. Las cifras son contundentes y aterradoras: en los primeros seis días del 2019 fueron asesinados a seis líderes en el territorio nacional, en acciones que se perpetraron desde el departamento de Magdalena hasta el Cauca.

A Gilberto Valencia, primer líder social asesinado en 2019, las balas no le dejaron finalizar la celebración de la llegada del nuevo año junto a su familia. Este fue asesinado por un hombre que, según las primeras versiones era conocido de Valencia.

El segundo fallecido llegó con el segundo día del año. El líder y veedor ciudadano en el municipio de Caicedonia Jesús Adier Perafán, fue asesinado cuando se encontraba en una tienda de esa población. Dos días después, el 4 de enero, cuatro hombres de civil que portaban armas largas dispararon contra Wílmer Antonio Miranda, defensor de derechos humanos que residía en la vereda La Independencia, municipio de Cajibío (Cauca).

Al día siguiente, 5 de enero, se produjo el asesinato del presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Jobo José Rafael Solano. Las versiones oficiales cuentan que un grupo de hombres armados arribó a su lugar de vivienda y le dispararon en varias ocasiones frente a su familia, según informó 'El Espectador'.

En esa misma fecha, atentaron contra la vida de Wilson Pérez Ascanio, en la vereda Los Cedros, municipio de Hacarí, quien murió un día después.

La vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, fue una de las pocas personas del gobierno que repudió el asesinato de Quiroz. Tampoco existe información por parte de la Defensoría del Pueblo o el Ministerio del Interior, esta última entidad que comanda la puesta en marcha del Plan de Acción Oportuna (PAO), una estrategia que lanzó el Gobierno en noviembre pasado con el objetivo de hacer un diagnóstico y seguimiento de las amenazas en contra de defensores de derechos humanos, líderes sociales, comunales y periodistas en el país.

"¿Quién tiene la capacidad de matar en el Valle, en Cauca, en Meta, en Magdalena, en Chocó, en Putumayo, en Antioquia? Tiene que haber una estructura muy grande detrás de todo esto. Para mí, es exactamente lo mismo que hicieron con la Unión Patriótica. Aquí hay una lista y un plan para matar líderes sociales en todo el país", indicó la senadora Aída Avella, de la Unión Patriótica, y aseguró que con la situación actual el Gobierno no debería negar que lo que sucede con los líderes sociales en Colombia es sistemático.

En ese mismo sentido Avella anunció que hoy enviarán a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la Comisión Internacional de Derechos Humanos y a la Corte Penal Internacional (CPI) una comunicación para ponerlas al tanto de la delicada situación de los líderes sociales. "Lo que nosotros queremos es que se evite la muerte de la gente, no que se investigue la muerte, porque ahí es donde está la protección.

En Colombia, como antaño, no amenazan por amenazar, sino que amenazan para matar", puntualizó la senadora.

Para leer más