27 de marzo de 2015

El mayor criminal de la historia de Argentina seguirá en prisión

El mayor criminal de la historia de Argentina seguirá en prisión
WIKIPEDIA

BUENOS AIRES, 27 Mar. (Notimérica) -

  Los jueces del máximo tribunal argentino Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda han rechazado revisar el recurso de Carlos Robledo Puch, el mayor asesino múltiple de la historia criminal de Argentina, en el que solicitaba la libertad condicional o, en su defecto, que se le aplicase la inyección letal, tal y como solicitó en noviembre del año 2013.

   Robledo Puch fue detenido en 1972, cuando tenía 20 años, acusado de una serie de homicidios cometidos en su mayoría contra serenos a los que asesinaba para poder robar. Desde entonces, fue bautizado por la Policía y la prensa como 'El Ángel Negro' o 'El Ángel de la Muerte'.

   Lleva 43 años detenido, desde que tenía 20. En 1971 robó junto a su compinche, Jorge Ibáñez, 350.000 pesos de un boliche bailable. Antes de huir, asesinó al dueño y al sereno mientras dormían.

   Allí comenzó una saga de robos y homicicios. Llegó a disparle a una cuna donde dormía un bebé, que se salvó milgrosamente. Ibáñez, su cómplice murió, y Héctor Somoza se convirtió en su nuevo socio.

   El último golpe, y el que lo delató, fue en 1972. Él y su socio entraron juntos a una ferretería, asesinaron al sereno e intentaron abrir la caja de caudales.

   En una situación confusa, donde aparentemente Robledo Puch se sobresaltó, asesinó de un disparo a Somoza. Después tomó un soplete y le quemó la cara. Recogió el botín y huyó de la escena. Un descuido lo llevó a la cárcel: se olvidó su cédula en el bolsillo de su cómplice.

   En 1980 fue juzgado y finalmente condenado a la pena de reclusión perpetua más la accesoria por tiempo indeterminado por diez homicidios agravados, un homicidio simple, 17 robos y dos casos de abuso deshonesto, todo cometido entre mayo de 1971 y febrero de 1972.

"ESTÁ REALMENTE HARTO"

   El recurso interpuesto por la defensa de Punch ya había sido rechazado por la Corte Suprema argentina. En aquella oportunidad su abogado defensor, José Luis María Villada, explicó a la agencia estatal de noticias argentina Télam que la solicitud de la inyección letal "es una expresión del deseo de Robledo Puch de urgir su inmediata libertad", ya que esa medida no está contemplada en las leyes argentinas.


   "Carlos Robledo Puch realmente está harto. Está preso desde el 3 de febrero de 1972, es decir hace 41 años, nueve meses y doce días", afirmó por aquel entonces Villada y denunció que los plazos habían pasado pero que "los jueces tienen miedo a dejarlo en libertad" por tratarse de un preso emblemático.

   Además, reveló que Robledo Puch cuenta con recursos económicos para poder vivir fuera de prisión, ya que tiene una propiedad y un depósito a plazo fijo y que además "cuenta con algún proyecto para poder irse del país", ya que le hicieron "una oferta para poder establecerse en un país limítrofe".

   El mayor asesino que ha conocido Argentina cumplió el 22 de enero pasado 63 años. Se trata del preso con más años de detención (43) y el reo con mayor cantidad de imputaciones por delitos graves.