Una mayor inversión en la salud y la educación de los niños de hoy mejora sus opciones de mañana

Una mayor inversión en la salud y la educación de los niños de hoy mejora sus opciones de mañana
11 de octubre de 2018 REUTERS / AFOLABI SOTUNDE - ARCHIVO

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una mayor inversión en la salud y la educación de los niños en la actualidad supondría un aumento significativo de los ingresos que estos podrían obtener en su etapa adulta, generando de este modo beneficios también para sus países que se prolongarían en el futuro, según se desprende de una investigación del Banco Mundial publicada este jueves.

De acuerdo con el 'Índice de Capital Humano', el 56 por ciento de los niños y las niñas que nacen hoy en todo el mundo perderá más de la mitad de los ingresos que podría obtener a lo largo de toda su vida debido a que, actualmente, los gobiernos no realizan inversiones eficaces para lograr que la población sea sana y educada, que tenga capacidad de adaptación y esté preparada para los empleos del futuro.

Según recuerda el Banco Mundial, el capital humano, es decir, los conocimientos, las habilidades y la salud que las personas acumulan durante toda su vida, "ha sido un factor clave que influyó en el crecimiento económico sostenido y las tasas de reducción de la pobreza de muchos países en el siglo XX, especialmente en Asia Oriental".

En este sentido, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha incidido en que "en el caso de las personas pobres, el capital humano es, con frecuencia, el único capital que poseen". "El capital humano es uno de los principales factores que impulsan el crecimiento económico inclusivo y sostenible, pero la inversión en la salud y la educación no ha recibido la atención que merece", ha lamentado.

La investigación del Banco Mundial "establece una conexión directa entre la mejora de los resultados en materia de salud y educación, la productividad y el crecimiento económico", ha resaltado, confiando en que "sirva para llevar a los países a adoptar medidas urgentes e invertir más, y de manera más eficaz, en su población".

"El desarrollo de capital humano es crucial para que todos los países, sea cual fuere su nivel de ingreso, puedan competir en la economía del futuro", ha subrayado.

El 'Índice de Capital Humano' mide la cantidad de capital humano que una niña o un niño nacido hoy puede esperar alcanzar a los 18 años, teniendo en cuenta los riesgos de mala salud y educación que existen en el país en el que ha nacido. Asimismo, mide cuánto dista cada país de alcanzar la frontera de educación integral y de atención integral de salud de las niñas o los niños nacidos hoy.

El estudi establece el lugar que ocupa actualmente cada país en términos de la productividad de la próxima generación de trabajadores y pone de manifiesto que, en países como Azerbaiyán, Ecuador, México y Tailandia, por ejemplo, las niñas y los niños nacidos hoy serían el 40 por ciento más productivos como trabajadores en el futuro si gozaran de una educación integral y atención integral de salud.

En países como Marruecos, El Salvador, Túnez y Kenia serían el 50 por ciento más productivos. En estudio analiza la situación en 157 países y se enmarca en el Proyecto de Capital Humano del Grupo Banco Mundial, en cuyo marco se considera que el capital humano impulsa el crecimiento inclusivo.